Injustos, los mecanismos de distribución de ganancias de una película en México: González Mendoza

miércoles, 15 de agosto de 2007
Monterrey, N L, 14 de agosto (apro)- El director de la película "Entre Caníbales", Rodrigo González Mendoza, padece, al igual que la mayoría de realizadores en el país, problemas de inequidad en los mecanismos de distribución de las ganancias que genera una producción El cineasta regiomontano, quien dirige junto con su esposa y guionista Lourdes López, la empresa "Mitote Productions", debe soportar que entre el distribuidor y el exhibidor se repartan el 64 por ciento de las ganancias que genere su película, que tuvo un costo de 14 millones de pesos "Si bien nos va, vamos a recuperar unos 13 centavos de cada peso invertido", lamenta González, también vocal ejecutivo del gremio de cineastas del Consejo de las Artes de Nuevo León A la desigualdad del reparto por la explotación de "Entre Caníbales", distribuida por DECINE, se añade la ambigüedad de la ley que busca proteger las producciones nacionales y que sólo señala que las películas mexicanas deben ocupar el 10 por ciento de las pantallas en el país "Pero esa ley es letra muerta ?afirma-- La legislación no es clara al respecto, porque la Ley de Cinematografía dice que las películas mexicanas deben ocupar el 10 por ciento de las pantallas, pero no existe un reglamento donde se especifique que sea el 10 por ciento de las funciones, del tiempo efectivo, de las pantallas de cada complejo cinematográfico, o de los horarios "Por ello, no hay forma de llevar un monitoreo sobre lo que se exhibe", añade González, quien ha trabajado durante meses para que "Entre Caníbales" ocupe mejores espacios en las salas cinematográficas del país Señala que, hasta hace poco tiempo, el problema era encontrar financiamiento para crear un proyecto, pero ahora es más complicado encontrar canales de distribución "Ahora, la problemática no es qué tanto podemos producir, sino qué podemos llevar a las salas de cine y, en términos reales, cómo podemos pelear legalmente el tiempo para que nuestras películas estén en cartelera", añade Sostiene que el aparato de Estado no conoce la trascendencia de la industria fílmica del país, ya que las películas mexicanas obtienen los peores espacios en las salas cinematográficas "Al entender esto como un libre mercado, en el que el consumidor final es el que escoge, tenemos que ser muy cuidadosos y entender que esta no es una industria que vende refrescos o tacos, y donde el mejor es el que se queda en el gusto del consumidor "Hablamos de una industria cultural y el tratamiento debe ser por fuerza distinto Nos enfrentamos a una industria muy poderosa e importante, como la estadunidense A través del cine permean su forma de vida y pensamiento, y en el 999 por ciento de los casos es de entretenimiento y contra ellos peleamos espacios en pantalla", señala El también productor dice, además, que un monitoreo preciso revelaría que hay semanas en las que no hay películas mexicanas en exhibición, pese a lo que señala la ley y a que el año pasado hubo entre 50 y 60 producciones "Si hablamos de que la ley dice que debe exhibirse películas mexicanas en el 10 por ciento de las pantallas, y hay casi tres mil en todo el país, la realidad es que en 300 salas, mínimo, debería de haber cine con películas mexicanas Además, hay producciones para cumplir la cuota "Si hablamos de que cada película se exhibe, en promedio, con 20 copias, podemos llenar el requisito en unas mil salas A lo mejor no todas se quedan en el gusto del público para mantenerse en la cartelera durante meses, pero deberían de tener un lugar asegurado", afirma Ante la falta de calidad de algunas cintas, González Mendoza señala: "Yo acepto a cualquier distribuidor y exhibidor que no es su obligación distribuir algo que no redituará en negocio El problema es que, ya en cartelera, la ganancia es para el último extremo de la cadena productiva En el caso de `Entre Caníbales`, ellos se llevaron el 64 por ciento de la taquilla, cuando no corrieron ningún riesgo para la producción y hechura del producto" A juicio del líder de cineastas de Nuevo León, es necesario que se regulen los procesos de exhibición y distribución "Buscamos que todos estemos sujetos a un marco legal; que las reglas sean claras para todos; que no existan condiciones particulares dependiendo del tipo de película La industria cultural debe estar protegida por el Estado Nos pertenece a nosotros Es nuestra obligación proteger los procesos culturales en México, independientemente de si las películas son de acción o de terror, si va a festivales o no Los legisladores tienen que ayudar a que esta industria pueda ser autosustentable", indica Dice, además, que México es uno de los mercados que más produce en Latinoamérica, pero la exhibición de películas nacionales en el país "es paupérrima" Industria "entre caníbales" En 2004, Rodrigo González y su esposa Lourdes López fundaron "Mitote Productions" para hacer realidad el proyecto "Entre Caníbales" Para hacer la película, filmada en Monterrey, se rodearon de actores como Plutarco Haza, Roberto Sosa, Regina Orozco, Oliverio Garelli y Gabriela Canudas, entre otros Tuvieron el estímulo fiscal del artículo 226 de la Ley de Hacienda, que permite a empresas destinar una parte de los impuestos que deben reportar, al financiamiento de las producciones nacionales El estreno de la película fue el pasado 8 de mayo, pero su exhibición fue suspendida un mes después, para dar paso a la temporada de verano de las cintas de Hollywood Se estrenó en diversas salas del país, pero la falta de espacios hizo que su exhibición se fuera espaciando Actualmente, la cinta se exhibe en Guadalajara, Puerto Vallarta, Morelia y San Luis Potosí, y la próxima semana, en Los Cabos, Culiacán y Mérida Por su parte, Lourdes López afirma: "El costo de la película fue de 14 millones y la inversión no se ha recuperado Primero hay que cubrir los gastos de las copias y la publicidad Luego, si todo sale bien, se recupera el capital, pero las condiciones de nuestro mercado dificultan que el dinero se recupere en la taquilla Es el video el que puede generar ganancias "Hemos ganado hasta ahora un millón 400 mil pesos, pero a esto hay que restarle el exhibidor, los derechos de autor, la tarifa de distribución, las copias y la publicidad Entonces, pregunto: ¿ve algo el productor? No obstante, nos queda la responsabilidad de mejorar las condiciones de mercado", añade Desde su lanzamiento, la cinta generó polémica y dividió a la crítica Rodrigo González se siente orgulloso de su ópera prima, pero espera que el mercado abra más oportunidades para el difícil proceso de recuperar la costosa inversión inicial "Vamos a empujar esto para que en la Cámara de Diputados se haga algo con el fin de que la industria cinematográfica del país se fortalezca Ese artículo de la Ley de Hacienda funciona muy bien, pero es como un respirador artificial para un enfermo en coma No hay ninguna ley o regla que establezca los porcentajes que deben percibir cada parte involucrada en la industria Distribuidores y exhibidores se llevan la mayor parte porque se creó, desde siempre, una mala costumbre", dice Añade que, además, hay que restar a las ganancias un 15 por ciento de IVA y poco más del dos por ciento por derechos de autor Insiste: "No se hace nada para que el productor tenga la posibilidad de recuperar su dinero En cualquier parte del mundo, como en Estados Unidos, en la primera semana de exhibición, el 90 por ciento de la taquilla es para el productor y el 10 por ciento para el exhibidor En la segunda semana, la relación baja al 80-20, y en la tercera, disminuye al 70 por ciento para el productor" Agrega: "Necesitamos el apoyo de quienes se dedican a esta actividad y también del público"

Comentarios