"Blanco", poema de Octavio Paz, en Ipad

jueves, 24 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El poema Blanco, de Octavio Paz, fue transformado en el primer libro interactivo y ampliado en Iberoamérica. La iniciativa fue realizada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) con el fin de convertir al texto del premio Nobel “más que en un testigo, en protagonista al paso a una cultura digital y acercar el patrimonio y el arte hacia un mayor número de mexicanos”. Se trata de un modelo de producción editorial “donde se combinan acercamientos a la historia, a la narración y a diferentes expresiones plásticas que tiene como punto de partida la literatura misma. “La creación de esta aplicación convocó a especialistas en producción de video, audio, desarrollo tecnológico y animó reflexiones colectivas orientadas a cómo deben ser concebidos los libros para los lectores del mañana”, explicó el Consejo. Según el Conaculta Blanco fue el poema idóneo para comenzar esta iniciativa digital, ya que desde su concepción original fue pensado como una “sucesión de signos sobre una página única; a medida que avanza la lectura, la página se desdobla: un espacio que en su movimiento deja aparecer el texto y que en cierto modo, lo produce’”. Con una importante combinación de equipos interdisciplinarios, la curaduría fue hecha por el especialista en el premio Nobel mexicano, Mario Santí, y existe la posibilidad de que el poema se puede leer íntegramente o acompañado con la lectura del propio Octavio Paz, Eduardo Lizalde y Guillermo Sheridan. También se puede leer de manera lineal o de forma separada, dado que algunas partes fueron concebidas por el propio Paz como poemas independientes. El poema se completa con una línea de tiempo interactiva para conocer a fondo la biografía del poeta y los momentos de su vida que influyeron en la creación de Blanco; además cuenta con reflexiones en torno al poema a cargo de Enrico Mario Santí, Eliot Weinberger y Haroldo de Campos. El proyecto incluye, además, facsimilares de las correcciones que realizó Octavio Paz al texto e iluminaciones del pintor abstracto estadunidense Adja Yunkers, quien realizó un ejercicio de diálogo pictórico con el poema de Paz, que por su limitado tiraje se conoce muy poco. A esto se agrega un fragmento de la sinfonía inédita del compositor estadunidense Richard Cornell, así como el concepto audiovisual que creó el propio Paz en 1995 a partir del poema, escrito en 1966, y que Paz quería convertir en una versión cinematográfica. Se incluyen también comentarios de Eduardo Lizalde y Adolfo Castañón, además de materiales como la mesa del homenaje a Octavio Paz por sus 81 años en El Colegio Nacional.