Nuevo Museo de Sitio de Tlatelolco con la colección Stavenhagen

martes, 13 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Desde hoy la cultura tlatelolca cuenta con un nuevo Museo de Sitio de su zona arqueológica que, complementado con 500 piezas prehispánicas de Mesoamérica de la extraordinaria Colección Stavenhagen, hacen del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) el recinto cultural más sólido del norte de la ciudad, que aloja el Memorial del 68 y la Colección Blastein de arte contemporáneo. En dos plantas que ocupan mil metros cuadrados de lo que fuera el Aula Magna de la Secretaría de Relaciones Exteriores y el primer piso de la Torre del CCUT, y que hoy pertenecen a la UNAM, el museo da cuenta de la importancia de esta urbe hermana de Tenochtitlan, último baluarte mexica ante el embate de los conquistadores españoles. Ahí cayó prisionero Cuauhtémoc luego de 80 días de resistencia tras la toma de aquélla. En rueda de prensa, autoridades y miembros del equipo de curadores, investigadores de arte e historia y arqueólogos de la UNAM y del INBA, al dar a conocer los pormenores del recinto, ofrecieron un recorrido a la prensa, previo a la inauguración del próximo jueves, cuando el rector José Narro lo abrirá oficialmente al público a las 16 horas. Participaron en la rueda Sergio Raúl Arroyo, director general del CCUT; María Teresa Uriarte, coordinadora del Museo de Sitio; Mercedes de la Garza, curadora de la Colección Stavenhagen; Jorge Jiménez Rentería, director del Museo de Tlatelolco; Salvador Guilliem, curador, y Ofelia Martìnez, museógrafa. Se exhiben en el museo 300 piezas encontradas en Tlatelolco de las 2 mil 255 que conforman el acervo, de acuerdo con un criterio cronológico, tomando en cuenta que la cultura tlatelolca data de 1337 y que alcanzó su esplendor entre 1465 y 1519. El museo está diseñado para interactuar lúdicamente con pantallas electrónicas, incluyendo a los niños. Por su parte, Kurt y Lore Stavenhagen reunieron durante cuatro décadas (1942-1984) su colección luego de refugiarse en México huyendo del genocidio nazi. En total asciende a un monto de 3 mil objetos. Se divide en estos apartados, dispuestos temáticamente: Introducción; Vida cotidiana; Indumentaria y ornato corporal: Expresión y lenguaje corporal; El vínculo del hombre con los animales; La vida de la muerte; El vínculo del hombre con lo sagrado, y un espacio destinado a la producción en cerámica. Con estas nuevas salas, el CCUT se afianza como un espacio de "resistencia al olvido": defensa ante la conquista hispana, rescate en la época virreinal de la herencia náhuatl con los códices Florentino y Badiano, y movimiento estudiantil de 1968 ante el autoritarismo gubernamental.

Comentarios