Detiene el Hijo de El Santo, la proyección de "El vampiro y el sexo"

lunes, 28 de marzo de 2011

GUADALAJARA, JAL, 28 de marzo (apro).- Cinematográfica Calderón decidió suspender el estreno de la película El vampiro y el sexo, de René Cardona, en la  vigésima sexta edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), debido a las acusaciones de El Hijo del Santo en el sentido de que con ello se dañaría la imagen del Enmascarado de plata.
    Además, como heredero de los derechos de la imagen del luchador, su hijo advirtió que si se proyectaba la cinta “actuaría legalmente”, ya que él nunca fue avisado.
     La misiva en que se comunica lo anterior está firmada por Guillermo Calderón Stell y en ella explica que Cinematográfica Calderón es propietaria del filme que se rodara en 1968  como una versión alterna de Santo en el tesoro de Drácula.
    Es decir, El vampiro y el sexo es una versión para adultos de Santo en el tesoro de Drácula. A está última se le quitaron las escenas  donde las vampiros aparecen desnudas, para que pudiera verla toda la familia, mientras que la otra permaneció enlatada más de 40 años en las bodegas del productor Guillermo Calderón Stell, en cumplimiento del pacto que celebró con El Santo.
    En conferencia de prensa, el director del FICG, Iván Trujillo, confirmó que El vampiro y el sexo no se exhibirá como estaba programado, el 29 de este mes en el Cine Foro, lo que  lamentó.
    Enseguida, recordó que el FICG costeó la restauración de El vampiro y el sexo, película  que encontró la sobrina-nieta de Calderón Stell, en un intercambio con la postproductora Newart. El trabajo consistió prácticamente en el “coloreo” de los cuadros, porque después de tantos años había quedado en un tono magenta, casi monocromático, explicó.
    “Hoy, El vampiro y el sexo está a salvo en 35 milímetros, disco duro, betacam, blu-ray…, el detalle es que nadie la puede ver. Quedará para después porque ha surgido una discusión abierta sobre a quién pertenecen los derechos del filme, entre uno de los ocho hijos El Santo y la familia del productor Guillermo Calderón Stell.”
    “Me parece una tontería decir que un actor, actuando, daña su imagen. El Santo hizo esa película, debió leer el guión”, dijo el responsable de Rescate y Restauración de la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México, Francisco Gaytán, quien añadió que “el enmascarado no aparece desnudo ni cerca de las encueradas”.
Al preguntarle  a Trujillo si, más bien,  lo que  movía al Hijo del Santo  era un interés económico, respondió:
“Ojalá así sea, para que el tema se resuelva.”
    Por su parte, el Hijo del Santo comentó a esta reportera que sí se daña la imagen de su papá, porque él no hizo películas pornográficas o para adultos, sino familiares. Se le interrogó si había visto la película y dijo que no.
    Contó que llegó a esta ciudad para participar en una conferencia de prensa para anunciar una actuación que tendrá el 3 de abril y aprovechó para hablar de El vampiro y el sexo. Negó que su interés sea económico.

Comentarios