Restos del Titanic serán declarados patrimonio cultural subacuático

viernes, 6 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El próximo 14 de abril se conmemorarán cien años del naufragio del trasatlántico Titanic, el más grande y lujoso del mundo en su momento, que la madrugada del 15 de abril a las 2:20 horas, chocó contra un iceberg en el Atlántico Norte lo que provocó su hundimiento y la muerte de mil 517 personas. Los restos de este barco de pasajeros, construido en el Astillero Harland and Wolff de Belfast, Irlanda del Norte, e inaugurado el 10 de abril del mismo año serán protegidos como patrimonio cultural por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Irina Bokova, directora general del organismo internacional, dio a conocer lo anterior y explicó que la medida se inscribe en la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, suscrita el 2 de noviembre de 2011 en París, Francia, durante la 31ª Reunión de la Conferencia General de la UNESCO, entre otras razones por la “creciente explotación comercial del patrimonio cultural subacuático y especialmente, por ciertas actividades que tienen por objetivo la venta, la adquisición o el trueque del patrimonio cultural subacuático”. Al hacer el anuncio, Bokova expresó su preocupación por la destrucción y el pillaje de miles de espacios antiguos y sitios arqueológicos sumergidos en todo el mundo. Se sabe que en el caso del Titánic sus restos han sido constantemente saqueados y que diferentes empresas, a las que los conservacionistas denominan “piratas”, “saqueadores” o “buscadores de tesoros”, han extraído maletas y otros bienes que los pasajeros llevaban consigo. Los restos de la embarcación se descubrieron el primero de septiembre de 1985, desde entonces varias misiones han bajado a inspeccionar sus restos. Algunas con el aval de instituciones científicas y otras con el respaldo legal de Estados Unidos. Se consigna en Wikipedia, por ejemplo, que la compañía RMS Titanic, Inc., filial de Premier Exhibitios Inc., fue reconocida en 1994 “como la organización con los derechos para recuperar y preservar los artefactos del Titanic”. Y dice que la orden fue dictada por una corte de Estados Unidos y confirmada en 1996. Esa empresa ha realizado siete expediciones en los años 1987, 1993, 1994, 1996, 1998, 2000 y 2004, recuperando 5 mil 500 artefactos. Verdad o ficción, se recuerda en una escena de la película Titanic de James Cameron a estos buscadores de tesoros, obsesionados por recuperar una enorme y valiosísima joya. Según la UNESCO, los restos del Titanic yacen a 4 mil metros de profundidad frente a las costas de Terranova: “Al hallarse en aguas internacionales, ningún Estado puede reivindicar la jurisdicción exclusiva del sitio, ya que los Estados sólo pueden ejercer su jurisdicción en los navíos con pabellón nacional de esas aguas. Hasta ahora, el Titanic no podía beneficiarse de la protección de la Convención, adoptada por la UNESCO en 2001, ya que ésta sólo se aplica a los vestigios sumergidos desde hace al menos un siglo.” Pero ahora, agrega, los Estados que han suscrito la Convención podrán prohibir la destrucción, el pillaje, la venta y la dispersión de objetos hallados en el barco: “Podrán también tomar todas las medidas a su alcance para proteger el pecio y hacer que los restos humanos hallados en su seno reciban un trato digno. La Convención de 2001 proporciona un marco de cooperación a los Estados Partes para impedir exploraciones cuyo carácter científico o ético sea dudoso. También pueden decomisar los objetos sacados ilegalmente del agua y cerrar sus puertos a cualquier navío que lleve a cabo actividades de exploración no conformes con los principios de la Convención.” Bokova llamó la atención sobre los barcos o pecios antiguos que sufren la destrucción o el pillaje, y que están indefensos frente a las nuevas tecnologías, cada vez más sofisticadas, que los facilitan. Y destacó: “El naufragio del Titanic está anclado en la memoria de la humanidad; me alegro de que el sitio pueda en adelante beneficiarse de la Convención de la UNESCO. Pero existen muchos miles de pecios y sitios arqueológicos cuyo valor científico también hay que proteger. También contienen la memoria de tragedias humanas y deben tratarse con el debido respeto. Hemos de proteger los tesoros sumergidos del mismo modo que no toleramos el pillaje del patrimonio cultural terrestre”. La UNESCO informó que la Convención tiene como fin proteger los pecios, sitios arqueológicos, grutas ornamentadas y otros vestigios culturales que yacen bajo las aguas. Es una respuesta de la comunidad internacional a la destrucción de este acervo a manos de cazadores de tesoros, no pretende solucionar cuestiones de la propiedad de los vestigios, aclaran, sino favorecer el acceso del público a este patrimonio y alentar la investigación arqueológica. Hasta ahora la han suscrito 41 Estados. Cabe mencionar que el accidente del Titanic ha provocado siempre una especie de fascinación, el pasado 31 de marzo se inauguró en Belfast un museo que tuvo un costo de 160 millones de dólares, y que ha vendido hasta ahora 100 mil entradas. Y pronto se reestrenará uno de los éxitos taquilleros, ahora en cuarta dimensión, el Titánic de James Cameron, protagonizada por Leonardo Di Caprio y Kate Winslet.

Comentarios