El FICG rinde homenaje a Gómez Cruz, Ángela Molina y Jan Troell

domingo, 3 de marzo de 2013
GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx)- Con homenajes al actor mexicano Ernesto Gómez Cruz, a la actriz española Ángela Molina y al director sueco Jan Troell se inauguró la 28 edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG). Las tres personalidades agradecieron el reconocimiento a su carrera. Gómez Cruz, quien destacó tener 79 años, recibió el Mayahuel de Plata: “Es una satisfacción recibir este día la distinción, luego de muchos años de trabajo. Qué bueno que en este evento yo haya sido favorecido. Espero ser un ejemplo para mis nietos, ya que algunos quieren ser actores. Ahora soy maestro y cuando se trata de trabajar me supero ante todo”. El actor saltó a la luz pública con Los caifanes, de Juan Ibáñez, en 1967. Laboró en Canoa, de Felipe Cazals; El callejón de los milagros,  de Jorge Fons; La ley de Herodes, Un mundo maravilloso y El infierno, de Luis Estrada, y El crimen del padre Amaro, de Carlos Carrera. Bromeó e incluso destacó que uno de sus hijos le colocó en una vitrina todos sus reconocimientos,  ya que él no sabía qué hacer con ellos, y ahí guardará esta presea, a decir suyo. Luego a la actriz española Ángela Molina, quien lleva 40 años de trayectoria, se le distinguió con el Premio Guadalajara Iberoamericano por su labor en la difusión de la cultura iberoamericana. Expresó que desde su llegada a Guadalajara sintió  formar parte de este lugar “porque vosotros me lo hacen sentir con su grandeza, su disponibilidad y atención”. El galardón se lo dedicó al público “por seguir necesitando soñar para amar la vida, y les digo que este momento no lo voy a olvidar nunca”. Molina forma parte de una familia de artistas. Es hija del actor y cantante Antonio Molina. Ella decidió dedicarse a la actuación cuando en una reunión familiar, en la que recitó unos poemas de Federico García Lorca, la aplaudieron. Ha participado en cerca de cien películas, entre españolas, francesas, italianas y alemanas. Protagonizó Ese oscuro objeto del deseo, de Luis Buñel. También ha actuado con los directores Pedro Almodóvar y Bigas Luna. Y como los países nórdicos son los invitados del FICG, el Premio Guadalajara Internacional fue para el reconocido realizador sueco Jan Troell, quien en español dijo: “muchas gracias”. Troell ha sido testigo excepcional de la historia de Suecia a lo largo de medio siglo de carrera. Ha retratado a un país en continua evolución. Después de haber laborado como camarógrafo, despegó con su ópera prima El fuego de la vida, cuyo guión se basó en la novela de Olof, de Eyvind Johnson. Se internacionalizó con su segundo largometraje Who saw him die?, con el cual ganó el Oso de Oro en la Berlinale de 1968. Contemporáneo de Ingmar Bergman, Troell ha sido nominado en varias ocasiones al óscar. Después de la ceremonia se proyectó la película Kon-Tiki (Reino Unido, Noruega y Dinamarca, 2012), de Joachin Ronning y Espen Sandberg.  

Comentarios