El cantante Alim Qasimov se presenta en México por primera vez

miércoles, 8 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Figura de enorme importancia en la música musulmana hoy en día, Alim Qasimov, cantante de la música culta de Azerbaiyán, se presenta por primera vez en México. El ganador del premio IMC-UNESCO 1999 se presentará el domingo 19 en el Templo de la Valenciana, Guanajuato, antes de empezar una gira por la República Mexicana, que incluirá el Distrito Federal, Mérida y Guadalajara, acompañado por su grupo, donde destaca su hija, la vocalista Fargana Qasimova. Qasimov ha grabado 12 discos en diferentes países del mundo y ha colaborado con el chelista Yo Yo Ma y con el grupo Kronos Quartet, entre otros. En la Ciudad de México, el músico proveniente de la región del Cáucaso actuará el lunes 20 a las 20:30 horas, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, Centro Histórico, cerca del Metro Allende). Nacido en 1957, Qasimov es considerado “Tesoro viviente” en su nación por ser un reconocido khanende (cantante de mugham, una forma de música clásica muy apreciada en el mundo islámico). En sus conciertos, ofrecerá una selección de música y poesía originadas en la tradición oral en las cortes antiguas, que versas sobre la espiritualidad. En este género se intercalan las composiciones libres (llamadas tesnifs) que permiten improvisaciones vocales e instrumentales para crear una riqueza sonora. Para este tipo de música es vital que el khanende tenga una voz expresiva e intensa y el zengüle (falsete) es obligatorio y dramático. Qasimov empezó con el estilo tradicional, es decir, una interpretación vocal con el acompañamiento de dos instrumentos de cuerdas y el pandero (llamado das) que el mismo Alim toca. Sin querer, convirtió la voz solista en dueto y formó un estilo en el que él inicia una frase y su hija Fargana cierra el verso. El efecto es casi como si una sola persona cantará pero en momentos las dos voces se enciman para crear una polifonía. “Para hacer música, hace falta que se encienda pasión adentro de uno”, considera el artista, quien estudió en el Conservatorio Nacional de Música, en donde es el profesor más renombrado, además de ser solista del Teatro de la Ópera y Ballet Nacional de su país, desde 1989.  

Comentarios