Paco de Lucía, entre dos siglos

martes, 11 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- A finales de los ochentas, una chica en la revista Tiempo Libre me comentó que ella conocía a Paco de Lucía “bastante bastante bien, somos más que íntimos, o sea, van varios fines de semana que me lleva a su casa en Cancún”, y sin embargo, ella jamás pudo conseguirme una entrevista con el famosísimo guitarrista que, como todos nos enteramos el pasado 26 de febrero de 2014, falleció justo allá en Quintana Roo a los 66 años de edad. En Paco de Lucía, A new tradition for the flamenco guitar, de Paco Sevilla (traducción al español para Flamenco-world.com por Óscar Palmer), el gran Paco cuenta: “Desde niño quería cantar como Camarón de la Isla, pero era tan tímido y gordo, que me escondí tras la guitarra…De modo que cuando por primera vez fui consciente de ser un ser humano, ya tenía las manos sobre la guitarra. Ya conocía el compás, ya sabía tocar… Incluso antes de empezar a tocar la guitarra, ya me sabía todos los ritmos... soleá, bulería... todos los ritmos, y le decía a mi padre: “«Esa falseta no está acompasada». Y mi padre decía: «¿Qué? ¡Y una mierda!». Pero yo insistía: «No, no, está desacompasada», y reproducía el compás sobre la mesa y comprobábamos que yo tenía razón. Esto sucedía antes de que empezase a tocar la guitarra... ésa es la razón por la que los gitanos son los mejores, porque oyen la música desde que nacen. Desde luego es una suerte. Después, cuando empecé a tocar la guitarra, sabía lo que tenía que hacer, hacia dónde dirigirme, cómo tocar. Aquello fue lo más importante para mí… Todo lo que soy hoy, se lo debo a mi padre. De no ser por mi padre, porque me obligó cuando era niño… Mi padre me obligó a tocar la guitarra siendo pequeño. Automáticamente empecé a crear mis propias falsetas. Empecé a inventar. Tenía una falseta, después dos, y al final la necesidad de tocar en público me llevó a crear mi propia escuela… Me obligaba de un modo mucho más psicológico que físico... Y, de hecho, cuando cumplí los doce años ya estaba ganando dinero. “A veces pienso que de no haber nacido en la casa de mi padre ahora sería un don nadie. No creo en la genialidad espontánea. Un artista es bueno aunque esté escondido debajo de una piedra y nadie se lo reconozca. Pero el talento que uno pueda tener no es suficiente. Uno debe continuar esforzándose siempre como si fuese el primer día.” --¿Es muy distinto tocar en Sevilla a hacerlo en Moscú o Japón? --En cualquier sitio es más fácil tocar que aquí.  Hay mucha gente que sabe de verdad y oyen de otra manera.  Aquí se fijan en si tienes aire o no, si eres flamenco en definitiva, pero por ahí no, te oyen tocar como músico, que es precisamente donde me siento más relajado y con menos miedo.  En Sevilla estás pensando en tocar cosas más sencillitas y flamencas, por ahí tienes más libertad. --Te acaba de tachar una joven de machista, medio en broma, medio en serio.  ¿Acaso las mujeres no pueden llegar a dominar la guitarra? --Lo que sí es cierto es que para tocar flamenco se necesita mucha fuerza física y mucho nervio.  Hay que acariciar la guitarra y luego romperla, la dinámica tiene que ser muy fuerte.  Además, muchas mujeres no se sentarían ocho horas con la guitarra en la mano, es muy desagradecido, ensayar constantemente. “Paco de Lucía piensa que la mujer y la guitarra son del mismo sexo, de ahí que sean radicales, incompatibles, de sinuosas curvas, seres que nunca serán dominados aunque las apariencias digan lo contrario.  El niño de Lucía sonríe y aclara sin miedo, mirándose de reojo las cuidadas manos gatunas, por si una uña ha osado moverse de su casilla millonaria. “‘A los machistas nos pasa eso, que pensamos en las mujeres debajo de nuestro pie, totalmente dominadas, pero en realidad es mentira.  A lo mejor por eso no se llevan bien, por su parecido, y hay tan pocas mujeres que sean excelentes guitarristas’.” Últimos años Al comienzo del siglo, una vez que otra nueva generación de seguidores de Paco de Lucía hubiesen agregado su marca en el neo flamenco que Francisco Sánchez Gómez (su nombre real) transformó, leí una entrevista  con el de Algeciras bajo el título: "Soy muy crítico conmigo mismo, después de grabar un disco es muy raro que lo vuelva a escuchar (por Nemesia. México, septiembre de 2001)”, comenzando así: “Concluida la gira internacional de la pasada temporada y tras un merecido descanso, Paco de Lucía nos recibe en su residencia del Caribe mexicano. En ese perdido refugio, el guitarrista fragua sus futuros proyectos: un nuevo disco, una gira con Chick Corea el año próximo, un sello discográfico junto a Vicente Amigo... Enfundado en un kimono japonés, que mitiga el asfixiante calor caribeño, Paco de Lucía cuenta uno por uno sus planes, para satisfacción de sus incondicionales. “--¿Qué tal Paco, cómo estás? “--Muy bien. La verdad es que ahora, después de haber tenido unos días de descanso, me encuentro fenomenal. Sabéis que las giras y, sobre todo, la de este año ha sido muy pesada, pues supone estar cada día entre aviones, carreteras, aeropuertos, hoteles... En fin, una paliza. Pero bueno, ya estamos aquí tranquilitos y relajados. “--Sabemos que ya hace muchos años que vienes a vivir aquí esporádicamente, pero ahora vemos que tus estancias en este país son más duraderas, ¿por qué? “--En primer lugar, como bien dices, vengo aquí desde hace muchos años pues el clima, el mar y la pesca son atractivos que encuentro más que convincentes para residir en él, además de la tranquilidad que encuentro. Imagínate el valor que para mí tiene poder pasear por aquí y pasar casi desapercibido. Digo casi porque, a veces, también me reconocen. Pero bueno, no es como en España. “--¿Sabes que mucha gente ha echado de menos un concierto tuyo en España durante 2001? “--Sí, lo sé, pero es que la gira 2000-2001 fue muy intensa por EU, Japón y después por el norte de Europa. Llegamos hasta el Líbano. Y la verdad es que cuando llegué a España estaba loco por terminar y venirme aquí para descansar. Aun así, hicimos cinco conciertos en España. Sé que no es mucho, pero es que este año las cosas han venido así. La próxima gira será diferente. Seguro. “Ahora estoy metido de lleno en la composición del próximo disco, escuchando música, experimentando con otras músicas... He intentado alimentarme musicalmente para poder luego traspasarlo a lo que componga que, por cierto, no es nada fácil pues, como sabes, cada disco que saco intento que supere al anterior. Y no me refiero a las ventas, pues ya hace bastantes años que la guitarra en el flamenco es de lo que más ha evolucionado y hay gente que se come la guitarra hoy en día. “--¿Eres consciente de la gran cantidad de guitarristas y músicos que están esperando tu trabajo para saber por dónde tienen que encauzar sus ideas? “--Sí, sí, claro. Y eso es lo que me crea también una cierta inquietud pues, aunque es un halago, también significa una gran responsabilidad. Siempre que estás componiendo, estás pensando si esto es bueno o no. Y hay muchas veces que grabo algo que me parece que es precioso y luego lo escucho al día siguiente y me parece horroroso. La verdad es que es difícil, muy difícil. Se necesita estrujarse el cerebro mucho. Pero así llevo desde que empecé en esto, así que es algo creo que normal en mi forma de ser. La verdad es que soy muy crítico conmigo mismo, pues después de grabar un disco es muy raro que yo lo vuelva a escuchar. Si lo hago, empiezo a verle fallos por todos lados. Vamos, que lo cambiaria de arriba abajo.” “--Hemos visto en Internet que, por fin, tienes tu página oficial y que también se está distribuyendo la guitarra 'Paco de Lucía'. “--La verdad es que, menos comer y alguna otra cosa más, todo se hace y se consigue por Internet. Y para una persona como yo ahora es imprescindible, sobre todo, al vivir aquí, pues te permite estar en contacto con todo el mundo. La web pues es, más que nada, para que la gente que quiera visitarla pueda tener toda clase de información actualizada de mi persona. “El tema de las guitarras 'Paco de Lucía' es una idea que me presentaron mis amigos Juan Estrada y Miguel Ángel Senovilla, que ahora son socios en el proyecto. La verdad es que me hizo ilusión, pues ellos llevan muchos años en el mundo de la guitarra, tanto en la construcción como en la distribución, y bueno me pareció buena idea. Yo no lo hago por dinero ni mucho menos, pero creo que si se puede aportar algo al mundo de la guitarra, pues mejor que mejor. “--¿Qué problema supone ahora la comercialización de la guitarra que, con tu firma, distribuye Hermanos Conde? “--Este es un tema que quiero aclarar, pues creo que se están aprovechando de mi nombre para lucrarse ilegalmente. Hace muchos años le dije a Faustino Conde que podía vender guitarras con mi nombre, pero guitarras hechas por él exclusivamente. Al morir, por lo visto la viuda ha seguido vendiendo guitarras con mi nombre y la verdad es que no me gusta. Ya tengo personal adecuado que se está encargando del caso y espero que lo solucionen pronto, pues la verdad es que no me hace gracia pues, debido a que yo tocaba con una guitarra suya, ha dado la impresión de que yo tenía negocios con ellos. Nada más lejos de la realidad. Esto es algo que quiero dejar bien claro pues, a la hora de sacar mi propio modelo, todo el mundo se ha extrañado y no quiero confundir al personal ni que haya gente llevada a engaño. “--¿Qué nos puedes decir del sello discográfico que proyectas formar con Vicente Amigo y Javier Limón? “--Es un proyecto que de verdad me gusta mucho pues si hay algo que me gusta en la vida es producir discos y, sobre todo, sacar gente nueva. No se trata sólo de promocionar a los artistas que ya están consagrados, si no de descubrir gente que vale mucho y que, por no tener medios o no proponérselo, se quedan en el camino. La verdad es que me ilusiona mucho. El problema realmente es ver cuándo podemos coincidir Vicente y yo para poder llevar los proyectos adelante. Pero seguro que ya nos organizaremos. “--¿Y cuándo te veremos otra vez en directo? “--Ya no tocaré en directo seguramente hasta el año 2003, que tengo pensado hacer una gira con Chick Corea. Quiero volcarme totalmente en la composición del próximo disco.” (http://www.flamenco-world.com/artists/pacodelucia/eentrevist2.htm) El 12 de octubre de  2013, ofreció su último recital en la capital mexicana. La reportera Niza Rivera escribió entonces ‘Paco de Lucía conquista el Auditorio Nacional’ (http://www.proceso.com.mx/?p=355307): “El virtuoso de la guitarra se presentó en punto de las 20:00 horas para deleitar al público del auditorio que lo recibió con gritos de cariño y uno que otro ¡Olé! Galardonado con el Premio Príncipe de Asturias (2004), De Lucía abrió la tanda de temas flamencas solo en el escenario, para la segunda pieza musical se le unieron tres cantaores y un músico en el cajón. Después del tercer tema se le adhirió el resto del septeto que lo acompañó hasta el final del concierto: “Dos cantaores, teclado y armónica, percusiones, bajo, guitarra clásica, y un bailaor que en varias ocasiones arrancó aplausos ante el derroche de habilidad en la tarima. Poco más de hora y media de concierto que se pasó rápido, en donde no sólo Paco de Lucía brilló, pues cada miembro del septeto tuvo espacios para mostrar sus destrezas musicales. Así, la música y pasión Andaluza invadió el Auditorio Nacional, cuyo público aplaudió hasta el final, incluso después de terminado el recital, haciendo regresar al virtuoso de la guitarra y el septeto, quienes se despidieron con el ya clásico tema ‘Entre dos aguas’.” ) (Agradezco mucho a Jens Viggo Fjord, fan de por vida del gran Paco entre dos siglos, su infatigable labor flamenca que de muchas maneras me transmitió amorosamente durante nuestros recitales en Dinamarca, su sitio virtual puede visitarse en: http://www.jensviggofjord.dk/main.asp?lang=es).

Comentarios