Conmoción internacional por fallecimiento del autor de Cien años de soledad

jueves, 17 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Las reacciones en el mundo por la muerte del Premio Nobel de Literatura (1982) Gabriel García Márquez reflejaron la grandeza del colombiano, así como el respeto y admiración por su obra y su personalidad. Apenas se conoció la noticia del fallecimiento del autor de Cien años de Soledad (1987) en su casa ubicada en el sur de la Ciudad de México, se desencadenaron todo tipo de reacciones en redes sociales y diarios electrónicos de diversos países. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, escribió en su cuenta de Twitter: "Mil años de soledad y tristeza por la muerte del más grande colombiano de todos los tiempos! Solidaridad y condolencias a la Gaba y familia". Apenas ayer el mandatario declaró a la colombiana Radio Caracol que el escritor se recuperaba de una "neumonía", pero dijo que ya había sido "controlada". El expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez afirmó en un tuit: “Maestro García Márquez, gracias siempre, millones de habitantes del Planeta se enamoraron de nuestra Patria en la fascinación de sus renglones”. Andrés Pastrana, exmandatario del país de El Gabo, recordó que entre las "grandes obsesiones" del escritor siempre estaba la paz en Colombia y la educación. "Cada que uno hablaba con Gabo era un tema obligado, cómo podíamos los colombianos reconciliar al país, la paz y la educación eran sus grandes obsesiones", según dijo para W Radio en aquel país. En la cuenta de Twitter @FARC-EPaz, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) escribieron: “Pierde Colombia, pierde el mundo por el fallecimiento de ‘Gabo’. Sus obras salvaguardan su memoria. Acompañamos a su familia en este momento”. El pronunciamiento fue hecho por la delegación de las FARC que participa en los diálogos de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos en La Habana, Cuba, para poner fin a cinco décadas de conflicto armado en Colombia. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, comentó en la misma red social que habrá “años de soledad” por la partida de García Márquez. Pero dijo que quedan sus obras "y amor por la Patria Grande, ¡hasta la victoria siempre Gabo querido!". Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010, y amigo por muchos años del autor de El amor en los tiempos del cólera (1985), expresó desde Ayacucho, Perú: “Ha muerto un gran escritor, cuyas obras dieron gran difusión y prestigio a la literatura de nuestra lengua. Sus novelas le sobrevivirán y seguirán ganando lectores por doquier. Le envío mis condolencias a su familia”. La escritora chilena Isabel Allende comentó que sentía una “pena inmensa” por la muerte de García Márquez, cuya obra, dijo “es inmortal”. En conferencia en el Instituto Cervantes de Nueva York, aseguró que “era un maestro para todos”, y que todos los autores latinoamericanos contemporáneos han “estado influidos por su obra”. Lo llamó “el gran pilar del ‘boom’ de la literatura latinoamericana”. Jaime Abello, director general de la Fundación Gabriel García Márquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), relató en la página oficial de la organización: “Gabo vivió una vida plena e incomparable. Lo recordaremos como un creador genial, un ser humano lleno de sabiduría, humor y ternura, un trabajador incansable, que supo mostrarnos que la mejor manera de aprovechar un trayecto vital es siguiendo la vocación personal, con la terquedad y disciplina que dan cimiento al talento y la pasión”. El periódico Granma de Cuba anunció la noticia con el título “La cultura latinoamericana de luto” y destacó una entrevista que le hizo a su amigo y expresidente cubano titulada “El Fidel Castro que yo conozco”. El Gabo recordado en otras fronteras Fuera de América Latina también hubo reacciones ante la muerte del autor de El coronel no tiene quien le escriba (1961), La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada” (1972) y El general en su laberinto (1989), entre otras novelas, cuentos y crónicas. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó en su cuenta de Twitter que el mundo perdió a uno de sus más grandes escritores visionarios "y uno de mis favoritos desde que era joven". Incluso, contó que cuando viajó a México se reunió con él y que le obsequió un ejemplar de Cien años de soledad con dedicatoria "que atesoro en la actualidad". The New York Times lo llamó “el exuberante maestro del realismo mágico”, mientras que The Washington Post lo destacó como el “autor e icono cultural” de esta corriente de la literatura latinoamericana. El sitio web oficial del Premio Nobel reprodujo en español y en inglés el discurso –escrito y en audio-- que el colombiano pronunció el 8 de diciembre de 1982, al recibir la máxima presea en el mundo de la literatura en Suecia. "Yo sueño que ahora las estirpes condenadas a Cien Años de Soledad, tengan una segunda oportunidad sobre la Tierra", dijo entonces. Su biógrafo, Dasso Saldívar, dijo: “Ha muerto un hombre grande, pero afortunadamente no podemos decir que haya muerto el escritor Gabriel García Márquez". Agregó que “los días venideros seguirán confirmando esta verdad universal: que el hijo de Aracataca es uno de los fabuladores, uno de los narradores y uno de los escritores más grandes de todos los tiempos”. El periódico español El País, tituló la nota como “Muere Gabriel García Márquez, un genio de la literatura universal” y ofreció un especial multimedia sobre su vida y su obra. La revista estadunidense The New Yorker rescató de su archivo un texto de García Márquez titulado "El reto. Un joven escritor frente a sí mismo", publicado el 6 de octubre de 2003. Los diarios franceses Le Monde y Le Figaro destacaron la muerte de “el patriarca” y lo recordaron como uno de los más grandes escritores de la lengua española en el siglo XX. El británico The Guardian lo llamó “el titán literario”.

Comentarios