Ordena Mancera declarar al Polyforum Patrimonio Cultural del DF

miércoles, 14 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, oficializó la orden para que el Polyforum Cultural Siqueiros sea declarado Patrimonio Cultural Urbanístico Arquitectónico de la Ciudad de México y, así, protegerlo de cualquier modificación. En conferencia, informó que este miércoles giró un oficio-circular a los secretarios de Cultura, Eduardo Vázquez, y de Desarrollo Urbano y Vivienda, Simón Neuman, para que realicen los procedimientos jurídicos y administrativos necesarios para la declaratoria. “En el oficio les instruyo para que lleven a cabo todos los actos jurídico-administrativos que sean necesarios, a fin de que con el análisis y con la normativa aplicable se establezca que el Polyforum Cultural Siqueiros sea declarado Patrimonio Cultural Urbanístico Arquitectónico de la Ciudad de México”, aseguró el mandatario local. El lunes pasado, Mancera Espinosa y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) informaron que no se permitirá ningún daño ni modificación al recinto que alberga la obra considerada más importante del muralista mexicano. “El gobierno de la ciudad ha sido directo en la respuesta, no vamos a permitir que se dañe, que se deteriore, que se cambie de cualquier manera ese espacio, obviamente es un tema de patrimonio que no puede verse afectado”, dijo entonces Mancera. Por la tarde, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) emitió un comunicado en el que informó “en su carácter de institución normativa federal responsable de proteger la obra declarada monumento artístico, que el Polyforum Cultural Siqueiros no será objeto de ninguna afectación”. Las comunicaciones de ambas autoridades se ofrecieron luego de que el domingo vecinos de la delegación Benito Juárez y la escritora Guadalupe Loaeza presentaron documentación oficial de la (Seduvi) en relación a una posible intervención en el espacio ubicado en la avenida Insurgentes. La presentación de ese documento reforzó la denuncia de la supuesta existencia de un proyecto para levantar un centro comercial y una torre habitacional en el lugar donde desde hace 43 años se alberga el centro cultural.