Dialogan diputados con trabajadores sobre creación de Secretaría de Cultura

miércoles, 2 de diciembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- Trabajadores del subsector cultural se reunieron hoy con diputados de la Comisión de Cultura, a quienes reiteraron su rechazo a la iniciativa de decreto para crear la Secretaría del ramo. Los legisladores concedieron reunirse durante media hora con cada una de las agrupaciones sindicales para escuchar su postura sobre la propuesta enviada por el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión el pasado 2 de septiembre. Luego del encuentro, el arquitecto Manuel Figueroa Matus, coordinador del Colectivo de Sindicatos de Educación y Cultura de la Secretaría de Educación Pública (SEP), explicó que reiteraron su exigencia de que antes de discutirse y, en su caso, aprobarse el proyecto, deben consultarse no sólo a los trabajadores sino también a los creadores de la cultura. En entrevista vía telefónica con Apro, Figueroa Matus, también integrante de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), demandó “una discusión seria y amplia, con análisis documentados, y no este tipo de encuentros de media hora que no permiten la exposición y el debate de ideas”. Desde el momento que conocieron la propuesta de Peña, los trabajadores de la cultura expresaron su rechazo a la iniciativa, y así lo hicieron hoy nuevamente porque, aseguraron, separa el “binomio educación-cultura”. La decisión, han dicho, se enfoca en un aspecto meramente administrativo al sólo transformar al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en Secretaría de Cultura, y no se resuelven cuestiones sustantivas ni problemas del ámbito cultural. Al respecto, Figueroa Matus comentó que el Colectivo cuestionó que se pretenda esa transformación, pese al mal desempeño que ha tenido el Conaculta. “¿Acaso le van a perdonar todo?”, preguntó. Sus críticas también versaron sobre la falta de un diagnóstico en torno de la cultura. Primero, dijo, se planteó la transformación sin saber cuáles son los problemas que deben resolverse. Se habló, asimismo, del poder prácticamente absoluto que se otorgaría al secretario de Cultura, pues éste tendría capacidad para resolver diversos temas, entre ellos el del uso “intensivo” del patrimonio cultural, los proyectos para su intervención e incluso el otorgamiento de licencias. Sobre ese aspecto, los trabajadores del INAH han dicho que abre aún más la posibilidad de una privatización del patrimonio cultural, que ya ha avanzado con la autorización de licencias para festivales y presentaciones artísticas en zonas arqueológicas y monumentos históricos. De acuerdo con el Colectivo, la iniciativa presidencial se brinca un paso elemental: la creación de una ley reglamentaria del artículo cuarto constitucional que establece el llamado derecho a la cultura. Figueroa Matus dio a conocer que entregaron a los legisladores los dictámenes de las propuestas de ley que en su momento presentaron la ahora exdiputada Margarita Saldaña y la senadora Blanca Alcalá, presidenta de la Comisión de Cultura del Senado de la República, y actualmente trabajan en un dictamen de la iniciativa presentada por Peña Nieto, que harán público en cuanto esté listo. Ayer, los integrantes de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados acordaron pedir una prórroga de 45 a 90 días para dictaminar la iniciativa de decreto. Al respecto, Figueroa Matus explicó que una vez presentadas las iniciativas, deben analizarse y dictaminarse, de lo contrario son recluidas, y como Peña Nieto presentó su iniciativa desde septiembre, hay necesidad de esa prórroga. Pero el arquitecto no confía en que la discusión se aplace necesariamente al siguiente periodo legislativo y considera latente el riesgo de que el proyecto se apruebe antes del próximo martes 15, día en que concluye el presente periodo ordinario de sesiones de la Cámara de Diputados. El coordinador del Colectivo de Sindicatos de Educación y Cultura demandó la realización de mesas de trabajo para documentar su posición porque “media hora no es suficiente”. Y expresó su temor de que estos breves encuentros sean una manera de justificar que la comunidad de trabajadores ha sido escuchada, cuando realmente no han tenido el debate solicitado. Los legisladores anunciaron ayer que el próximo viernes 4 se reunirán con Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, para que explique la iniciativa, porque nadie se ha hecho responsable de su cabildeo, ni en la Presidencia de la República ni en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, instancias que la presentaron. También invitarán a los titulares del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), INAH, Fondo Nacional para la Cultura y las Artes e Instituto Mexicano de Cinematografía Además del Colectivo de Sindicatos de Educación y Cultura, los legisladores se reunieron con trabajadores de Radio Educación, investigadores del INAH y el INBA, y trabajadores administrativos, técnicos y manuales de ambos institutos y del Centro Nacional de las Artes (Cenart). Figueroa Matus anunció que el sábado 5 continuarán con las jornadas y fandango cultural en contra de la iniciativa en la explanada del Palacio de Bellas Artes (Avenida Juárez y Eje Central), y planean un paro general en sus centros de trabajo y una marcha a la que también convocarían a creadores y ciudadanía.

Comentarios