'La asesina”: Una verdadera decepción

jueves, 13 de octubre de 2016
CIUDAD DE MEXICO (apro).- La asesina (The Assasin, Taiwán-China-Hong Kong, 2015), de Hsiao-Hasien Hou, es una extraña y desafortunada mezcla entre intriga política, artes marciales y cine de arte en su vertiente conceptual y contemplativa. Con escenas de acción que parecen inconclusas y diálogos que son más bien un relato (acompañados de imágenes poéticas), que resultan bonitos pero que en general no ayudan a que la trama avance, la cinta es totalmente anticlimática. La historia que se desarrolla en el siglo VIII, en China, gira en torno a Nie Yinniang (Qi Shu), una asesina quien, luego de fallar en una misión, le es encomendada la tarea de regresar con su familia para deshacerse de un importante líder militar que resulta ser su primo (Chen Chang). Luego descubrimos que ella estuvo comprometida con éste, pero que hubo una traición de por medio, y que todo desembocó en que ella fue enviada con una monja quien la entrenó en las artes de los asesinos. Los cómo y los porqué de la monja para mandar a Yinniang no son del todo claros, como tampoco las intrigas políticas que se fraguan en la cinta. Con todo y que al inicio se explica la situación por la que atraviesa la nación. La película es sumamente lenta, con escenas que parecen cuadros poéticos narrando una hermosa historia que nos dice un poco de alguno de los personajes pero que no ayuda a que la trama avance. Fotografía maravillosa, capaz de capturar el espíritu de la naturaleza de la región y los coloridos interiores de prodigioso palacios, en contraste con las humildes moradas de los campesinos; sin embargo, a los 40 minutos uno está rogando porque ocurra algún suceso que nos indique que estamos viendo una película y no una pieza de arte abstracto con exceso de duración. Por otro lado, la mayoría de los personajes son insípidos, principalmente la asesina, de quien sabemos su pasado, pero éste es tan gris que por momentos deseamos que alguien la mate a ella. Y a la hora y cuarenta y cuatro minutos que dura la cinta, es difícil no sentirse perder el tiempo, pues todo se pudo haber resuelto en 20 minutos. En síntesis, una verdadera decepción.

Comentarios