Muere Erasmo Palma, músico representativo del pueblo rarámuri

lunes, 24 de octubre de 2016
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La comunidad artística de Chihuahua perdió a uno de sus hombres más representativos en la cultura rarámuri, el poeta y músico Erasmo Palma Fernández, quien murió a los 88 años en la cabecera municipal de Guachochi y será velado en su pueblo Basigochi, del seccional de Norogachi en el mismo municipio. El escritor rarámuri fue internado en un hospital de Guachochi debido a que se le complicó una infección en las vías respiratorias que le causó neumonía. Ayer, las redes sociales se inundaron de condolencias y recuerdos del músico y poeta que fue conocido en varias partes del mundo. Erasmo Palma llamaba a su pueblo y advertía a los mestizos a que eran ellos, los indígenas, quienes debían escribir su propia historia porque son quienes la viven y no los europeos u otros extranjeros, quienes llegan a conocerlos. El último cortometraje en el que participó, en el año 2014, fue El dibujar del idioma, escrito por el políglota Enrique Servín, dirigido por Jairo Sifuentes y producido por la empresa Secuencia Fi. El filme que trata de un niño rarámuri, Patricio Parra, que descubrió la pasión de las letras y se convirtió en uno de los más importantes creadores literarios de la Tarahumara. El reparto estuvo conformado por Erasmo Palma, Martín Chávez y Rodrigo Chávez. El corto fue distinguido en el festival Ethnografilm, en Francia, y ha participado en otros países. Erasmo Palma ya había trascendido anteriormente con su obra. En el 2002, el expresidente Vicente Fox Quesada, le otorgó el premio nacional de Ciencias y Artes. En abril pasado, presentó la segunda edición de su libro Donde cantan los pájaros chuyacos, donde insistió en que es tiempo de que los tarahumaras cuenten su historia y la estudien. El escritor lamentó y se entristeció de que las cosas en su tierra, la Tarahumara, estuvieran peor porque ya no pueden caminar por la sierra y exigió a las autoridades que les ayuden a "apagar ese fuego que está prendido", porque no viven en paz, hay sufrimiento y han perdido muchas cosas. También recordó que él no tuvo la oportunidad de aprender a escribir en el internado donde estuvo, pero buscó la manera de aprender solo porque le apasionaba y dijo que aún tenía escritos que no se han publicado. Así aprendió también a tocar violín, su padre era músico, pero desde pequeño le apasionaba la música y las canciones de su pueblo. Además del violín, tocaba la guitarra e instrumentos de viento. Aproximadamente en 1948, inició su carrera como escritor de canciones y cuentos. Erasmo Palma también participó en la realización del documental El ladrón de violines (2009), dirigido por el cineasta juarense Ángel Estrada Soto. En el documental describen que el escritor indígena fue "el primer hombre que puso letra a la música que por cientos de años ha acompañado a los rarámuri en Chihuahua, Palma siendo parte de esa cultura ágrafa, escribió la cosmovisión de este pueblo indígena. El documental es la historia de cómo el equipo de filmación llegó a lo más alto de la Sierra Tarahumara para encontrarse con Erasmo". Ayer en la tarde, Ángel Estrada lamentó la muerte de poeta. " (...) el músico que derribó barreras para permitirnos asomarnos a la cultura rarámuri a través de su música y de sus letras. Convivir con él para realizar el documental El ladrón de violines, fue una experiencia que con el paso de los años he dimensionado como una de las más fascinantes". El escritor Enrique Servín, quien estuvo cerca de Erasmo Palma durante años, también lamentó su fallecimiento y lo describió: "Compositor musical; ejecutante del raberi tarahumar; director de coros; colaborador importantísimo de David Brambila en la elaboración de la Gramática Rarámuri de este último, y autor de uno de los primeros audiolibros tarahumaras en ser producidos. "Don Erasmo se hizo acreedor al Premio Nacional de Artes en la categoría de Culturas Populares (hasta ahora el único tarahumara en recibir esa distinción) y se ganó el respeto unánime y el cariño de la sociedad chihuahuense. A él debo algunos de los mitos que aparecen en el Anirúame, así como la breve pero significativa actuación con la que participó en el cortometraje sobre la infancia de don Patricio Parra, otro importante personaje de la cultura rarámuri. “Durante años don Erasmo fungió como el representante por excelencia de las culturas indígenas de Chihuahua, como una especie de embajador interétnico al que todos invitaban y todos querían. Expreso mi dolor ante está terrible pérdida, que nos priva, no dudo en decirlo, de uno de nuestros más notables tesoros vivientes", concluye Servín. Erasmo Palma fue el menor de siete hermanos, fue fundador del coro de alumnas del internado de Norogachi, grupo con gran proyección que se presentó en el Palacio Nacional. Dejó el legado de su música a sus hijos y nietos. Nació el 10 de agosto de 1928 en el poblado de Basigochi, del municipio de Guachochi, donde será sepultado y realizarán un homenaje por familiares y amigos, dio a conocer la titular de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas, María Teresa Guerrero Olivares. "La pérdida de don Erasmo Palma Fernández será sin duda alguna, una de las más sentidas en las últimas décadas (...) sin lugar a dudas, todo el pueblo, no sólo el indígena, sino la población en general, resentirá la pérdida de tan talentoso hombre que dio la gloria a su comunidad rarámuri. Que Dios lo tenga en su santa gloria", dijo Guerrero Olivares, quien lo consideraba amigo y aliado de muchas batallas del pueblo rarámuri, especialmente en la defensa y promoción de la cultura indígena.

Comentarios