Anuncian reapertura este jueves 8 del templo de 'La Conchita”

miércoles, 7 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de estar cerrado por más de cinco años por trabajos de restauración y rehabilitación, el Templo de la Inmaculada Concepción de Coyoacán, mejor conocido como La Conchita, reabrirá este jueves 8. Lo anterior acorde a una invitación de la Secretaría de Cultura, a través de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, que invita a la reapertura a las 10:30 horas en las puertas del recinto ubicado en la Plaza de la Conchita, sobre la calle Fernández de Leal. Mientras que por la tarde vecinos de la capilla, que data del siglo XVIII, celebrarán el día de la Virgen de la Concepción, que de acuerdo con el santoral se celebra cada 8 de diciembre, y como parte de la celebración se incluye una feria que culminará con la quema de un castillo de fuegos pirotécnicos. Raúl Delgado, titular de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural dijo en junio pasado a Proceso (número 2069) que la capilla cuyos trabajos de conservación comenzaron en 2011, abriría después de una inversión de entre 14 y 15 millones de pesos. Ahí mismo informó que los últimos detalles por restaurar eran las ajaracas, molduras y relieves de campanarios. Comentó: “Podemos decir que la capilla está segura y probada, incluso con sensores que, tras un sismo de 2012, nos sirvieron para confirmar que no se abrieron las grietas de bóveda, porque el suelo de esa zona es un 20% sólidos (arcillas, arena), y el resto es agua. De ahí, iniciamos una serie de estudios técnicos, ingenieriles, científicos, junto con un proyecto de exploración arqueológica (2013). “Y ahora que ya casi está terminada tenemos el reclamo y exigencia permanente de la sociedad  de entregarla en correcto funcionamiento en estos días, junio a más tardar.” La Conchita amarilla En ese mismo reportaje titulado El amarillo de La Conchita, se le cuestionó respecto al color amarillo con el que se pintó, el mismo con el que se ha perfilado desde bardas a casas en el barrio de la Conchita como gran parte del centro de Coyoacán, y que no fue bien visto por los colonos como la pintora Rina Lazo, dueña de “La Casa Colorada” o de “La Malinche” y compañera del también pintor Arturo García Bustos; o del arquitecto Sergio Zaldívar, quien expresó que a su juicio era más posible que fuera policromada. Ante esto el delgado explicó que el tono se determinó con base en un estudio histórico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Mientras que para Tomás Zurían, investigador y restaurador, “si ese es el color, si la superficie no está deslavada o manchada, va a chocar en el primer momento, es inevitable… pero hay que pensar que así estuvo recién pintada. El tiempo se encarga de terminar las obras, de hacer la patina”, dijo.