'Piel de mariposa”, de Jimena Eme Vázquez

lunes, 26 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Existimos mientras alguien nos recuerda”, diría el escritor Carlos Ruiz Zafón. Tras la muerte de su madre, Elisa (Diana Sedano) no va a tener quien la recuerde. Posee una extraña condición nata que hace que su piel sea tan fina que el más mínimo contacto físico la hiere. Se llama epidermólisis bullosa, y aunque se conoce comúnmente como piel de mariposa, ella sabe su nombre científico desde niña. Ha logrado hacerse una vida debajo de sus vendas como una programadora. Desde casa trabaja y crea vínculos superficiales en las redes. Hasta que Guillermo (Guillermo Nava) cruza la barrera y hace que su anhelo de contacto humano se vuelva imprescindible. Piel de mariposa es una obra escrita por la joven dramaturga Jimena Eme Vázquez y dirigida por Isael Almanza. Ambos actores crean un mundo entero en el escenario, con maravillosas y potentes actuaciones, apoyados con pocos y fantasiosos elementos escenográficos que contrastan con lo fatal de una historia que no comienza ni puede terminar bien. El sonido se utiliza en muy pocas ocasiones, y sutil va guiando al espectador hacia la tragedia, en sintonía con la trama que se va agudizando. Eme Vázquez tiene una asombrosa capacidad para comprender los conflictos humanos y encontrar metáforas que los reflejen. Lo ha demostrado en montajes como Cafeína y Antes. Sus historias son de esas que a todo el mundo gustan. Además, estrena en estas fechas otras tres puestas. Y es que todos, cada vez más, sufrimos de esta condición de forma voluntaria. Porque es más fácil esconderse tras la pantalla y no ser tocados… quizá así no salgamos malheridos. Piel de mariposa se presenta todos los lunes a las 20:00 horas en el teatro La Capilla (Madrid 13, Del Carmen, Coyoacán). Hasta el 28 de mayo. Y Vine a Rusia porque me dijeron que ahí vivía un tal Antón Chéjov, de Talía Yael --obra ganadora a Mejor dramaturgia en los premios ACPT-- regresa con una corta temporada (hasta el 1º. de abril) al teatro El Milagro (Milán 24, Col. Juárez).

Comentarios