Juan Magaña y Alonzo al Monumento de la Canción Yucateca

miércoles, 20 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El jueves 21 de marzo, a las 10:00 horas, se llevará a cabo el traslado de las cenizas del compositor yucateco Juan Magaña y Alonzo (1945-2001) al Monumento a los Creadores de la Canción Yucateca en el Cementerio General de Mérida. La Sociedad Artística Ricardo Palmerín, con el apoyo de la Secretaría de la Cultura y las Artes ha organizado este homenaje que será conducido por Mario Bolio García, con palabras alusivas del profesor Luis Pérez Sabido, la licenciada Érica Millet Corona y el maestro Enrique Martín Briceño, participando además el trovador Efrén Magaña Uribe, el Dueto Ricardo & Rodolfo, y el Trío Troveños. La bienvenida correrá a cargo de Luis Pérez Sabido, autor del Diccionario de la canción popular de Yucatán (Instituto de Cultura de Yucatán, 455 páginas, año 2010) y presidente vitalicio de la Sociedad Artística Ricardo Palmerín. Érica Millet Corona, secretaria de la Cultura y las Artes del Gobierno del Estado, dirigirá un mensaje por el “Día del Trovador”, y posteriormente Mario Bolio García, director de Promoción de la Sociedad Artística Ricardo Palmerín leerá una ficha biográfica de Juan Magaña y Alonzo. Enseguida, se realizará la introducción de las cenizas con guardia de honor junto a familiares del homenajeado y autoridades, al acorde del tema “Mi tierra”, de Luis Rosado y Ricardo Palmerín, con el dueto de Ricardo & Rodolfo. Después, sonarán las piezas “Otoño” y “Dime por qué”, de Juan Magaña y Alonzo, interpretadas por el Trío Troveños (Ángel Magaña García, Armando Zamora Holl y Marco Antonio Loeza Bojórquez). Asimismo, los asistentes podrán escuchar en la voz grabada de Juan Magaña su canción “Cuando te espero”, además de “Las golondrinas”, de Luis Rosado Vega y Ricardo Palmerín, con Ricardo & Rodolfo. Biografía Juan Matías Magaña y Alonzo (Tekax, Yucatán, febrero 8 de 1945-Champotón, Campeche, marzo 18 de 2001). Trovador, compositor y promotor cultural. Carpintero de oficio, aprendió a tocar la guitarra de manera empírica. En 1960, creó con sus hermanos Rodolfo y Herminio, el trío Los Magaña que debutó en su ciudad natal hacia diciembre de aquel año. Empezó a componer canciones bilingües, en maya y castellano. Para 1963 se estableció en Mérida, y de 1971 a 1976 realizó cuatro giras al Japón con su trío. En 1977, instituyó con apoyos del industrial hotelero Adalberto Bojórquez Pérez, el Día del Trovador Yucateco, que la capital peninsular celebra justamente cada 21 de marzo desde entonces. Cantando a dúo con su hermano Rodolfo ofreció conciertos didácticos de trova yucateca en diversas universidades del país. En 1990, se estableció en la Ciudad de México y mantuvo una intensa actividad cultural y turística en favor de su estado natal y su trova, protagonizando eventos artísticos y efectuando frecuentes excursiones a Yucatán. Compuso varias canciones, entre ellas los bambucos “Madrecita linda” y “Lágrimas de ofrenda”; los boleros “Otoño”, “Dime por qué” y “Alegre campana”; las danzas “Armonía maya”, “Profecía maya”, “Ichcolilén”, “Xtabay” y “Tu dulce mirar”; el son “Porque me acuerdo de ti” y la jarana 3x4 “Mi corazoncito”. En el año 2000, el Ayuntamiento de Mérida le otorgó la Medalla Chan Cil, por su larga trayectoria en la trova yucateca. En diciembre de ese año, su retrato al óleo entró a formar parte de la galería del Museo de la Canción Yucateca. Juan Magaña falleció repentinamente en uno de sus viajes de promoción cultural y turística. “Otoño” (Bolero de 1988, letra y música de Juan Magaña) Mientras las hojas del otoño van cayendo y se vislumbra la llegada del invierno, se llena el aire con sonido de mil notas y de colores, y de luces, y de fiesta. El Mayab surge como un faro en la distancia, La luz irradia canto, verso, danza y flor. ¡Otoño sin par, que tus hojas sean la alfombra donde pasarán garbosas las musas del amor! Monumento espléndido El Monumento a los Creadores de la Canción Yucateca de Mérida comenzó su construcción en marzo de 1957 y fue entregado a la comunidad el 1 de octubre de 1960. Semeja la mitad de un cuadrángulo maya en cuyo centro destaca la escultura de una mujer mestiza cantando y pulsando la guitarra. La alegoría la describe su autor, el escultor colombiano Rómulo Rozo, en la forma siguiente: “La funebridad del recinto quise contrastarla plásticamente desarrollando un tema alegre. Para lograrlo, compuse una mestiza yucateca ataviada con el típico terno multicolor, de xocbichuy, rebozo de Santa María, y portando una guitarra con un listón que termina en cascabeles. “Luce aretes de oro, anillo de jade y pulseras. El pie descalzo simboliza que la canción encarnada por la mestiza, viene de origen racial. En el rostro de la mestiza hay una expresión que mezcla la melancolía con la alegría –tal como ocurre en nuestra canción--, sus ojos cerrados simbolizan la concentración, y el volumen del ritmo musical que sale de su boca, simboliza la voz. En su fondo están todos los elementos que componen imaginativamente la canción yucateca: flores, mariposas, libélulas, golondrinas, ruiseñores, colibríes, ojos, bocas de mujer, corazones… “La figura está sentada sobre un cojín indio, como el que usaban los grandes monarcas mayas, y eso también tiene su símbolo: la dignidad de la canción, su estirpe gloriosa y secular. “El sentido es muy claro y trascendente: puede morir el poeta, puede morir el músico y puede morir también el intérprete. Lo que no morirá nunca será la canción, el producto artístico, que seguirá viviendo pese a todas las contingencias cósmicas, porque ella misma alimenta el ideal de la vida y del arte, y tiene que ser eterna…” Entre las personalidades que presidirán el acto de la colocación de las cenizas de Juan Magaña y Alonzo en el Monumento a los Creadores de la Canción Yucateca, aparte de las mencionadas, están el antropólogo Irving Berlin Villafaña, director de Cultura del Ayuntamiento de Mérida; Efrén Magaña Uribe, al frente del Comité del Día del Trovador Yucateco; Angelita Uribe Bojórquez de Magaña, viuda del cantautor; Elena Fernández Moral de Espinosa, presidenta del Museo de la canción Yucateca A.C., y Fernanda Escalante Fuentes, “Reina de los trovadores”.

Comentarios