Arte chicano para derribar muros y construir puentes

jueves, 30 de mayo de 2019
MONTERREY, N.L. (apro).- Para sus instalaciones, la artista Gaby Ruiz busca encontrar objetos que han sido desechados, y les da un uso artístico. Adquiere material en tiendas de segunda mano, en mercados y hasta en la basura, para crear sorprendentes piezas de arte, como Cenicienta para objetos cotidianos, que se presenta en la Sala Principal Nave Dos del Centro de las Artes, en el Parque Fundidora de Monterrey. La también diseñadora e intérprete de performance, nacida en Los Ángeles hace de cada objeto de la obra una Cenicienta, pues como la chica del cuento, los componentes de la instalación ya no eran deseados por nadie, y les encontró un destino para ser apreciados. “Me encanta la idea de usar objetos que las personas normalmente ignorarían, y hacer que se conviertan en obras de arte. Es, precisamente, una historia de Cenicienta para objetos cotidianos. Estos objetos son como la muchacha del cuento, que estaba bien sucia, le dieron su vestido y le encontraron su príncipe. Como estos objetos que encontraron su lugar”, dice la creadora, nacida en Los Ángeles y conocida, también como Leather Papi. Esta instalación consiste en objetos rescatados de tiendas que venden material viejo: una cama de madera, algunos marcos para espejo, un candelabro, una televisión antigua  y hasta una pequeña caya de plástico transparente para colocar al Niño Dios. Todo fue recubierto por ella con espuma aislante, pintado en un llamativo color anaranjado, y atrapado por paredes amarillas. “Empleo una técnica que aprendí en mi casa. Mi mamá me daba objetos y me decía que hiciera lo que pudiera con ello. Esa es la mentalidad. Todo lo que encuentro le encuentro potencial, lo maquillo. Todo esto lo encontré en mercados en la Ciudad de México. La cama, por ejemplo, estaba en pedazos y tuve que reconstruirla”, señala sobre su obra. A su estilo se le conoce como “chicano rococó”, porque es muy elaborado y tiene adornos recargados, de formas barrocas. La instalación de Gaby Ruiz forma parte de la exposición “Construyendo puentes en épocas de muros. Arte chicano/mexicano de Los Ángeles a México”, promocionada como la más amplia y relevante muestra de su tipo exhibida en el país, y que se presenta en el Centro de las Artes del 27 de marzo al 23 de junio. La muestra es organizada por la Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, y AltaMed Health Services de Los Ángeles, y presenta 59 obras de 29 artistas de diferentes generaciones, originarios del sur de California y con ascendencia mexicana. La exhibición, a cargo del curador Julián Bermúdez, explora el carácter híbrido de la cultura chicana a través de cinco importantes temas: Diamantes rebeldes del sur, Imaginando paraísos, Extranjeros en su propia casa, mapeo de identidad y Superando las separaciones de la cualidad cultural. Esta construcción de puentes, que busca la presentación colectiva, espera dar pauta para exigir, dialogar, conversar y polemizar sobre migración derechos civiles y humanos, y participación de las mujeres. Ruiz precisa que el chicano permanentemente busca expresarse y ha encontrado, paradójicamente, su identidad en la indefinición de su origen. “Lo chicano se refiere a querer ser de la forma de donde venimos, porque allá no somos nosotros. Allá, en Estados Unidos, no somos americanos ni mexicanos. No somos ni de aquí, ni de allá. Lo que tenemos es una contra identidad, y con ella nos hacemos nuestra propia identidad. Es extraño, pero así es”, dice la artista.

Comentarios