"Me canso ganso" y "Debate 22"

viernes, 28 de junio de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A cuentagotas las televisoras públicas de la Ciudad de México, TVUNAM, Canal 22 y Canal Once, han puesto en pantalla novedades. También poco a poco se han ido delineando las políticas de programación configuradas a partir de la transferencia y llegada de conductores, actores, comediantes, productores. El primer talante distintivo es que se están borrando las fronteras entre canales, y se pierde así la personalidad de cada uno en ese traslape. El segundo rasgo es la llegada de varios periodistas, antes afincados en la empresa privada, que toman a su cargo las nuevas emisiones, y vienen entre otros medios de ADN 40, de Milenio y de Excélsior. En esos movimientos se les abren las puertas a funcionarios de los medios comerciales como Televisa y Milenio, según se vio en el programa de Álvaro Cueva. Comandado por Fernando Rivera Calderón aparece el programa en Canal 22 Me canso ganso, una serie retro que nos presenta un supuesto estudio radiofónico “programa de radio hecho especialmente para la televisión”. Tiene secciones: un entrevistado, una pequeña crónica sobre la historia de la radio, música de acompañamiento en vivo y los comentarios del público que llegan y son traídos al set por la “señorita Cometa”, un personaje de los años 60. Es la única mujer del elenco y malsanamente ni habla ni tiene expresión facial. Parece muda y carece de atractivo. Los temas se tratan de manera humorística. El mismo Rivera Calderón tiene una emisión en TVUNAM llamada La hora elástica, y acompaña con sus canciones a José Gordon en el programa La oveja eléctrica, también del 22. La frase utilizada por AMLO (“me canso ganso”) no se vincula con las ideas vertidas, salvo porque aparece un muñeco de peluche que es el ganso. Asimismo, El chamuco original de TVUNAM ahora se replica en Canal 22, con leves modificaciones, y resalta una mejor factura. Continuando con esta señal, de lunes a viernes se emite una barra definida como Debate 22. De ésta destaca su monotonía. Cada día un conductor distinto cita en el set a uno o dos convidados acordes con su especialidad, y durante media hora charlan sin que se produzca debate alguno, si acaso hay réplicas interesantes a las preguntas. El formato parece caduco. Debate 22 presenta el lunes a Yuli García, quien estuvo con Ciro Gómez Leyva en Canal 40, fue reportera de Milenio y pasó a conducir un programa en TVUNAM, Documenta 20.1. El martes está Kimberly Armengol, quien lee noticias en Excélsior televisión, tiene una columna en ese periódico, ha trabajado en el diario Reforma y apareció en el programa del Once Apuesto al sexo opuesto. El miércoles aparece Javier Aranda Luna, quien escribe en La Jornada, tuvo programas en el 22 y es periodista. El jueves, Jacaranda Correa, productora de televisión, quien produjo una serie periodística con reportajes abordando temas poco frecuentados bajo pautas de producción originales y está a cargo de la sección de documentales en Canal 22. Álvaro Cueva escribe una columna en Milenio, realizó el programa Alta definición en ADN 40 y conduce el viernes. Su tema ha sido la reseña de programas de televisión. Esta columna se publicó el 23 de junio de 2019 enla edición 2225 de la revista Proceso

Comentarios