Prevé Fox déficit de 0.3 por ciento para 2004

jueves, 9 de octubre de 2003
México, D F, 8 de octubre (apro)- El presidente Fox pronosticó hoy que para el próximo año el déficit fiscal será de 03 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) Al participar en el seminario internacional “El crecimiento económico y la globalización”, organizado por el Banco de México y el Senado de la República, el presidente dijo que la disciplina fiscal y monetaria puesta en marcha permitirá pasar de un déficit de 065 por ciento en 2002, al 03 por ciento en el próximo año El titular del Ejecutivo federal dijo que la estabilidad macroeconómica es el “punto de partida” para alcanzar el crecimiento, aunque reconoció que los esfuerzos por mejorar la economía no son suficientes, dada la magnitud del rezago que enfrenta el país en la materia Fox afirmó que es necesario elevar los ingresos públicos y mejorar la competitividad de la planta productiva Por ello insistió en su petición a los a los partidos políticos representados en el Congreso de la Unión para que aprueben las reformas hacendaria, energética y laboral “Necesitamos una reforma hacendaria que fortalezca la capacidad financiera del Estado mexicano, que distribuya las cargas fiscales, que amplíe la base de contribuyentes y que equilibre los beneficios entre los ciudadanos Necesitamos una reforma energética que permita incrementar la inversión en el sector y garantice el suministro de energía en las próximas décadas Necesitamos una legislación laboral que responda a las circunstancias actuales del mundo del trabajo; necesitamos también una reforma que fortalezca las instituciones y consolide el Estado de derecho”, argumentó el presidente Fox En la reunión a la que asistieron expertos economistas, el presidente de la mesa directiva del Senado de la República, Enrique Jackson Ramírez y el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, otros, el primer mandatario consideró que necesitamos también una reforma que fortalezca las instituciones y consolide el Estado de derecho Incluso, precisó que para su gobierno el crecimiento económico no constituye un fin en sí mismo, "es un medio para el mejoramiento de las condiciones de vida de la población", y la dimensión social del desarrollo le da sentido a las transformaciones económicas Fox defendió la globalización de la economía mexicana al afirmar que ha sido beneficiada por la apertura comercial, y señaló que el reto es “obtener los mayores beneficios de este proceso internacional para el desarrollo de nuestros países, de nuestra sociedad, de nuestras gentes” Además, enumeró cuatro puntos importantes para lograr la estabilidad necesaria en el crecimiento económico y en la generación de empleos Primero, promover la inversión interna y afianzar el desarrollo del mercado financiero por medio de innovadoras fórmulas de inversión público-privada, como la participación de los inversionistas privados en el desarrollo de la infraestructura energética y de comunicaciones Segundo, sostener altos niveles de inversión en vivienda e infraestructura, a pesar de las limitaciones presupuestales Tercero, consolidar la estructura institucional y productiva de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Pemex, ya que son “verdaderas palancas de desarrollo y pilares de la economía nacional” Sobre este último punto afirmó que este año se están invirtiendo en Pemex y en la CFE, por la vía público-privada, 20 mil millones de dólares, la mayor inversión en décadas en el sector energético en nuestro país Finalmente, la cuarta medida, consiste en impulsar al mercado interno y a la competitividad en lo global Sin embargo, advirtió que para afianzar estos avances y garantizar el desarrollo futuro, se necesita realizar cambios estructurales profundos, “que nos permitan elevar los ingresos públicos y mejorar la competitividad de nuestra planta productiva”, ya que el crecimiento económico no constituye un fin en sí mismo, sino que es un medio para el mejoramiento de las condiciones de vida de la población

Comentarios