Acuerda el G-20 regular bonos de banqueros y ejecutivos financieros

jueves, 24 de septiembre de 2009
PITTSBURGH, Pensilvania, 23 de septiembre (apro) - Los jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los 20 países con las economías más grandes del planeta (G-20), alcanzaron un "acuerdo básico" para limitar los bonos que se hacen los banqueros y los ejecutivos de firmas financieras, a quienes se les atribuye la recesión económica mundial
Al iniciar la reunión del G-20, con la cena de trabajo que encabezó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anfitrión del encuentro, comenzaron a surgir los primeros compromisos de este exclusivo grupo de países, cuyo objetivo primordial en Pittsburgh es definir nuevos parámetros macroeconómicos que puedan acelerar la recuperación global y contengan la continua pérdida de empleos y aumento de pobreza, sobre todo en los países en vías de desarrollo
En conferencia de prensa, Timothy Geithner, secretario del Tesoro estadunidense, explicó que los países del G20 lograron un consenso con los "lineamientos básicos" del proyecto para reducir y limitar los bonos multimillonarios que se reparten los banqueros y ejecutivos de las firmas financieras de los mercados bursátiles, aun cuando promueven las inversiones de alto riesgo y que, en el caso de Estados Unidos, propiciaron la debacle financiera que azota a todo el planeta
"El compromiso involucra el establecimiento de reglas y estándares en cada país, y serán supervisadas por la Junta de Estabilidad Financiera (JEF)", anunció Geithner en la conferencia de prensa
La JEF, que está integrada por gobernadores de bancos centrales y reguladores de varios países, tendrá que imponer los métodos de evaluación que determinará las sanciones y cuantificación de los bonos que se dan los banqueros
Este compromiso del G20 había provocado tensión en Estados Unidos, porque el gobierno de Obama estaba siendo presionado por los países europeos para que impusiera limitaciones a sus banqueros y firmas financieras, sobre la manera irracional como compensan a sus dirigentes, aun en situaciones de crisis
La reunión del G20 que se está celebrando en medio de una severa recesión que, de manera ortodoxa está provocando aumentos en la tasa de desempleo mundial, sigue siendo también el foco de manifestaciones de rechazo de organizaciones no gubernamentales que se declaran en defensa de la sociedad común y corriente, a la que los gobiernos desprotegen por apoyar con miles de millones de dólares a la banca y al sector financiero privado
En torno a la reunión del G20, cuya sede oficial en Pittsburgh, es el centro de convenciones David Lawrence, se registró un enfrentamiento entre varios cientos de manifestantes con la policía y equipos especializados antimotines
Los manifestantes, de acuerdo con la policía local, no tenían permiso para realizar su marcha; usaron botes de basura, varillas, latas y botellas contra los uniformados que les respondieron lanzando gas lacrimógeno, con lo cual no sólo los dispersaron, sino que lograron dominarlos
Las manifestaciones ocurrieron a poco más de 2 kilómetros del centro de convenciones de Pittsburgh, el cual está totalmente resguardado por unos 4 mil policías y unos 2 mil 400 miembros de la Guardia Nacional
La agenda del G20 se concentra en equilibrar los problemas de la economía global para contener sus efectos negativos sobre la población económicamente más desprotegida
Los países del G20 tendrán que concretar compromisos contenciosos como la propuesta de Estados Unidos, de resolver con acciones legales (imposición de tarifas arancelarias para obligar la apertura de mercados) la problemática del déficit comercial que tienen con países como China, entre otros
El secretario del Tesoro del gobierno de Obama, explicó, incluso, que ahora la Casa Blanca apoya la petición del gobierno de China --como una de las economías más grandes del mundo-- para conseguir una posición de mayor influencia dentro del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ejercer un mayor peso a la hora de votar sobre asuntos internacionales, lo que por el momento no acepta la Unión Europea
Otro de los temas que se discute en la agenda del encuentro, y del cual se espera se logre un compromiso este viernes, cuando concluya la reunión de Pittsburgh, es la implementación y promoción de políticas ecológicamente responsables, como vía para continuar aliviando el problema del sobre calentamiento de la tierra, asunto que es uno de los tópicos que está patrocinando y empujando el presidente Obama
El G20, compuesto por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Corea, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea, es considerado por algunos expertos como otra agrupación que solamente hace compromisos de palabra y que, en muy pocas ocasiones no logra materializar, debido a las crecientes e irreparables diferencias que se tienen entre algunos de estos países, y que en su mayoría se avocan al sector comercial y bancario

Comentarios