"Una farsa" el programa federal de apoyo a empresas en Tamaulipas: CTM

viernes, 15 de enero de 2010

REYNOSA, Tamps., 15 de enero (apro).- El dirigente local de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Reynaldo Garza Elizondo, afirmó que el programa anunciado por el gobierno federal para apoyar a las empresas que se declararan en paro técnico para enfrentar la crisis económica, “fue una farsa, debido a que los apoyos nunca se concretaron”.
           Dijo que pese a que Tamaulipas fue una de las primeras entidades en entregar la información de empresas –en su gran mayoría maquiladoras- que requerían de apoyo para enfrentar el desplome en la demanda de sus productos por la recesión del mercado estadunidense, “la ayuda quedó en un simple anuncio político”.
          Durante un acto denominado “Encuentro del sector productivo; por la recuperación económica del trabajador”, Garza Elizondo afirmó que las maquiladoras de esta frontera sortearon la crisis con el apoyo de la planta laboral que, dijo, estuvo de acuerdo en flexibilizar los contratos colectivos de trabajo.
           “En Reynosa firmamos más de 100 convenios ante la autoridad laboral para, precisamente, evitar los recortes, donde se establecieron reducción de horarios, cambios de turnos y suspensiones de trabajadores”, añadió.
          Sin embargo, el dirigente cetemista dijo que eso no fue suficiente para evitar que la tasa de desempleo en el estado se elevara de 4.12%, que se tenía en 2008, al 5.5%, que alcanzó en 2009.
         “Aunque la Secretaría de Economía anunció el programa y las empresas se inscribieron, los recursos nunca llegaron”, añadió.
           El programa, instrumentado el año pasado, contemplaba que el gobierno federal apoyaría con la tercera parte de la nómina a las empresas que se declararan en paro técnico, para evitar su cierre y el despido de obreros, y estuvieran así en condiciones de esperar mientras que se presentaban mejores condiciones en el mercado estadunidense.
             Por su parte, Rogelio Gerardo Pérez Pompa, director del Trabajo y Previsión Social del estado, dijo que, aunque la mayoría de las maquiladoras de la entidad tuvo que recurrir el año pasado a la suspensión o reducción de actividades o al recorte de personal, desde septiembre pasado y a la fecha, las actividades se empezaron a normalizar en casi todas las plantas.
         Señaló que fueron entre 10 y 12 empresas las que no resistieron la crisis, en su mayoría plantas con menos de 100 empleados, que no tenían capacidad financiera para enfrentar la paralización de los mercados.