Más de 2.7 millones de mexicanos, sin trabajo

miércoles, 24 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 25 de noviembre (apro).- Los efectos de un menor ritmo en la recuperación económica del país ya se ven reflejados en una tasa de desempleo alta: en octubre, la tasa anual de desocupación fue de 5.7% de la población económicamente activa (PEA), informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al dar a conocer las cifras preliminares de ocupación y empleo, el instituto señaló que en el décimo mes del año las personas sin trabajo sumaron aproximadamente 2.7 millones.

La tasa de desocupación se mantiene estancada en 5.7% desde julio pasado –excepto en agosto cuando la desocupación fue de 5.4%--.

El porcentaje de personas sin trabajo es alto si se le compara con los niveles anteriores a la crisis, es decir, con tasas de desocupación menores a 4.5%.

Inclusive, en su comparación mensual, el Inegi señaló que el desempleo incrementó 0.14 puntos porcentuales en octubre respecto del mes inmediato anterior; es decir, alcanzó 5.46% contra 5.32% registrado en septiembre.

Por su parte, la subocupación --las personas que declararon tener la necesidad y disponibilidad para trabajar más horas-- representó 8% de la PEA y 8.5% de la población ocupada, un repunte de 0.39 puntos porcentuales respecto de septiembre.

Por sectores, el rubro de servicios concentró 42.1% del personal ocupado; comercio, 19.9; manufacturas, 15.6; actividades agropecuarias, 13.3; construcción, 7.8, y en “otras actividades económicas” (minería, electricidad, agua y suministro de gas), 0.8%.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, las personas más afectadas por el desempleo son aquellas que tienen estudios universitarios o superiores, ya que representan 71.6% de la población desocupada, mientras el 28.4% restante no completó sus estudios de secundaria.

Por esa razón se concluye que el desempleo en el país sigue alto.

Desde julio pasado, la tasa de desocupación se mantiene en 5.7% --salvo agosto--, muestra de que la recuperación económica se ha desacelerado en gran medida por la baja en exportaciones frente a una leve reactivación del mercado interno.

 

Comentarios