En sólo cuatro años se duplica la deuda pública

jueves, 30 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de diciembre (apro).- En lo que va de la actual administración, el endeudamiento público creció en más del doble. De un saldo neto total de la deuda del sector público en noviembre de 2006, por un billón 870 mil 855 millones 490 mil pesos, pasó, a noviembre de 2010, a 4 billones 66 mil 494 millones 72 mil pesos.

Un aumento de 2 billones 195 mil 638 millones 582 mil pesos.

De forma más sencilla: en cuatro años, la deuda total pasó de 1.87 billones de pesos a 4.06 billones. Un aumento de 2.2 billones de pesos, el 117%. Más del doble.

Las cifras se desprenden del informe Las finanzas públicas y la deuda pública a noviembre de 2010, que hoy dio a conocer la Secretaría de Hacienda, y de compararlas con el mismo informe con datos de noviembre de 2006.

En lo que respecta a la deuda interna del sector público (que comprende el gobierno federal, los organismos y empresas públicos y la banca de desarrollo), el actual gobierno la recibió en un billón 326 mil 737 billones 300 mil pesos. Al 30 de noviembre de este año, el saldo ya era de 2 billones 847 mil 446 millones 700 mil pesos.

O, para sintetizar: pasó en cuatro años, de 1.3 billones de pesos a 2.8 billones. Es decir, aumentó 1.5 billones de pesos. La cifra exacta es un billón 520 mil 709 millones 400 mil pesos.

Y en porcentaje eso significa un incremento de 114.62%. Más del doble.

Y en relación a la deuda externa del sector público, la situación es prácticamente la misma.

Al concluir noviembre de 2006, el saldo de la deuda externa neta era de 49 mil 919 millones 100 mil dólares. (En moneda nacional, a un tipo de cambio de 10.90 pesos por dólar, promedio de noviembre de 2006, es de 544 mil 118 millones 190 mil pesos).

Cuatro años después, al final de noviembre de 2010, el saldo ya era de 98 mil 868 millones 400 mil dólares. (4 billones 66 mil 494 millones 72 mil pesos, a un tipo de cambio de 12.33 pesos por dólar, que fue el promedio de noviembre pasado).

Eso significa un incremento absoluto de 48 mil 949 millones 300 mil dólares. Es decir, un aumento de 98%. Casi el doble.

En pesos, el aumento de la deuda externa fue de 2 billones 195 mil 638 millones 582 mil pesos.

Habitualmente, las autoridades financieras minimizan el tamaño de la deuda: que es muy manejable y que, en proporción al Producto Interno Bruto (PIB), realmente no tiene gran peso.

En septiembre pasado, en su comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados, para defender el programa económico para 2011, el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero dijo que “México es un país que tiene un nivel de endeudamiento muy controlado, un nivel de endeudamiento bajo comparado con otros países y, sobre todo, que tiene la casa en orden y que rinde cuenta de sus presupuestos.”

Sin embargo, es notorio el crecimiento de la deuda total en relación al PIB. En noviembre de 2006 representaba el 20.4%. En noviembre de 2010, ya era del 30.6%.

Casi 10 puntos del PIB, que no es irrelevante.

Otra manera de medir el crecimiento de la deuda es por su valor per cápita.

En 2006, a cada uno de los 105 millones 187 mil 51 habitantes del país le correspondía una deuda de 17 mil 786 pesos.

Cuatro años después, cada uno de los 112 millones 322 mil 757 habitantes –según el censo de 2010, del INEGI--, ya debe 36 mil 204 pesos.

Es decir, la deuda por habitante, en el gobierno de Felipe Calderón, se incrementó en 18 mil 418 pesos, el 104%.