Revoca SCT concesiones a Cablevisión y MVS; multa a TV Azteca

martes, 23 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 23 de febrero (apro).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes negó la prórroga de las concesiones de las señales de televisión restringida de Canal 46, otorgada a Cablevisión, filial de Televisa, y al canal 52, de Multivisión (MVS), al tiempo que impuso una multa de 4 millones 433 mil pesos en contra del servicio de HiTV, de TV Azteca, por considerar que su servicio es “violatorio” de lo establecido en la Ley Federal de Telecomunicaciones.

A la empresa MVS también le negó la prórroga de 9 concesiones de audio restringido en la banda 2.5 Mhz, argumentando que se venció el título de concesión “y el espectro se encontraba en desuso”. En su comunicado, la SCT advirtió que se reorientará el uso de esta banda para los servicios de cuarta y quinta generación de telefonía móvil.

Al mismo tiempo, informó que se otorgaron 95 refrendos de radiodifusión, 104 nuevos títulos de televisión restringida, la mayor parte en los estados, 42 ampliaciones o modificaciones a títulos de concesión para servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, y 23 permisos para ofrecer diversos servicios como telefonía pública.

Hasta el momento, ni las empresas MVS, ni Televisa ni TV Azteca han reaccionado a la decisión adoptada por la SCT, misma que fue adelantada en distintas columnas de negocios desde la semana pasada.

 

Canal 46 y Canal 52, Historias Polémicas

Los casos más polémicos son los canales 46 y 52 de la banda UHF, que se le otorgaron a Televisa y a MVS, y cuyo vencimiento estaba establecido para noviembre de este año.

En el caso de Canal 46 se documentaron diversas irregularidades registradas a 9 años de haberse formalizado la concesión que inicialmente se le entregó el 29 de noviembre de 1994 a Emilio Azcárraga Milmo, El Tigre.

En el último minuto del sexenio de Carlos Salinas, su gobierno decidió otorgarle a El Tigre dos concesiones más en la banda de UHF (televisión de alta definición), pero no para que operara como televisión abierta sino como señales restringidas. Fueron los caso de Canal 46 y Canal 52, otorgados discrecionalmente a Cablevisión, filial de Televisa.

Este hecho provocó un largo litigio entre Televisa y MVS, de Joaquín Vargas. Este último se inconformó ante la Comisión Federal de Competencia y acusó a la SCT de favoritismo ante Televisa que ya acaparaba en ese entonces 240 concesiones de televisión y controlaba el 51 por ciento de Cablevisión.

Después del litigio, el 17 de noviembre de 2000, antes de que terminara el sexenio de Ernesto Zedillo, la SCT formalizó la concesión de Canal 46 como señal restringida a Televisa y el canal 52 para MVS. Sin embargo, la entrega de la documentación oficial se prolongó hasta marzo de 2006, último año de Vicente Fox.

El título de concesión obligaba a Cablevisión a realizar las inversiones necesarias en un plazo no mayor de 180 días para prestar servicios de televisión restringida en la zona metropolitana. El plazo venció y Cablevisión no cumplió con lo estipulado.

A pesar de esto, el 13 de febrero de 2008, el pleno de la Cofetel emitió una opinión favorable para que la SCT le otorgara a Cablevisión la prórroga de la concesión, al tiempo que opinó que a MVS no debía prorrgársele las concesiones de la banda 2.5Mhz. Esto provocó un alud de amparos de la empresa deVargas.

Antes de que venciera el plazo para el refrendo de la concesión, Televisa coqueteó con la posibilidad de que el Canal 46 se transformara en un canal de noticias de 24 horas. Finalmente, esta señal se inauguró hace 15 días como ForoTV, en la señal 115 de Cablevisión y Sky, ambas propiedad de Televisa.

 

HiTV, la Ilegalidad de TV Azteca

Contraria también a la opinión previa que emitieron los comisionados de Cofetel,  la SCT decidió ordenar la suspensión del servicio de “multiplexeo” de las señales de televisión digital que se le otorgaron a TV Azteca desde 2004.

Desde hace más de un año, sin contar con el permiso ni la concesión para otorgar servicio de televisión restringida, el Grupo Salinas decidió comercializar 24 canales a través de su servicio HiTV, vendiendo en sus tiendas Elektra el decodificador para estas señales.

Los abogados de TV Azteca argumentaron que la señal de HiTV no violaba ninguna disposición de la Ley Federal de Telecomunicaciones, opinión contraria a la que estableció la Cámara Nacional de la Industria de la Televisión por Cable (Canitec), organismo cercano a los intereses de Televisa.