Analistas pronostican crecimiento del PIB en 4.08%

martes, 6 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 5 de abril (apro).-  Un mayor crecimiento económico, pero acompañado de una inflación más alta, una pobre recuperación del empleo y salarios decrecientes, es la estimación, para este 2010, de los especialistas consultados por el Banco de México (Banxico).
    En la encuesta de marzo 32 grupos de análisis, nacionales y extranjeros –que cada mes consulta el banco central--, pronostican que la actividad económica de este año crecerá 4.08% --de 3.87% fue su estimado anterior--, con lo que se alinean a la más reciente estimación de la Secretaría de Hacienda, de 4.1% de crecimiento económico.
    Sin embargo, el ritmo elevado de crecimiento –que ha transitado desde un pronóstico de 2% a fines del 2009-- no será suficiente para generar los empleos que requiere el país. Los analistas creen que en al año podrían crearse unos 395 mil empleos nuevos, que son buenos pero insuficientes para una demanda cercana al millón de nuevos puestos de trabajo.
    Igualmente, los especialistas consideran, en su mayoría, que en 2010 los salarios reales retrocederán respecto de los niveles alcanzados en el segundo semestre del año pasado.
    Asimismo, estiman que la inflación será mayor a la que prevé el Banco de México y también a la que ellos mismos pronosticaron en la encuesta de febrero. Consideran que la inflación general en el año podría ubicarse en 5.28%, estimación por arriba de la que manifestaron en febrero, de 5.2%, y en enero, de 4.93%.
    En cambio, son más optimistas en materia de tasas de interés, en las que ven una reducción paulatina pero consistente –5.20% en marzo, contra 5.29% en febrero y 5.46% en enero--, y en relación al tipo de cambio.
    En este último caso, prevén que cierre en 12.70 pesos por dólar, muy debajo de los 13.04 pesos que estimaron el mes pasado.
    Por su parte, el Instituto Mexicano de Ejecutivo de Finanzas (IMEF), al dar a conocer su indicador sobre la producción manufacturera, coincidió en que la recuperación económica del país se está consolidando, toda vez que el índice de producción del sector manufacturero aumentó tres puntos, para ubicarse en 55.2 unidades, que es la cifra más alta desde noviembre de 2006.
    De acuerdo con el IMEF, el impulso de la producción manufacturera se debe a la recuperación de las exportaciones no petroleras, motivada, a su vez, por un mejor desempeño de la producción industrial de Estados Unidos, que cada vez demanda más productos mexicanos.
    En información por separado, el Banco de México dio a conocer una baja de 14.1% anual de las remesas en febrero, respecto de igual mes del año pasado. En el segundo mes, el país recibió mil 548.9 millones de dólares, 255.5 millones menos que en febrero de 2009.
    Las remesas recibidas en febrero fueron mayores a las de enero, por 1,320.74 millones de dólares, pero inferiores en 11 millones a las de diciembre pasado.
    Si se toman los dos primeros meses del año, las remesas recibidas –2,869.6 millones de dólares--  son inferiores en 15% a las registradas en el primer bimestre de 2009.