Crecerá 4.6% el sector vivienda en 2011: BBVA Bancomer

lunes, 17 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 17 de enero (apro).-- El sector vivienda tendrá un crecimiento de 4.6% durante 2011, es decir un repunte superior a lo pronosticado para la economía en su conjunto, que es de alrededor de 4.3%, informó el grupo financiero BBVA Bancomer.
    El economista en jefe para México de BBVA, Adolfo Albo, aseguró que “están dadas las condiciones para la recuperación del sector este año, debido a los niveles de precios de las casas, a una estabilización de los inventarios, así como a la recuperación de la confianza del consumidor y del producto”.   
    En el marco de la presentación del análisis México: Situación Inmobiliaria, Albo señaló que para el presente año el número de créditos hipotecarios podría ubicarse entre 600 mil y 610 mil viviendas, lo que implicaría un crecimiento de 4% y 7% en términos del número créditos colocados, en tanto que el financiamiento podría aumentar 15%.
    De acuerdo con el analista, “los desarrolladores de vivienda están en mejor situación financiera tras la crisis, pues se lograron esquemas de reestructura y procesos de concentración, asociación o fusión entre los participantes”.
    El panorama del sector de la construcción, agregó, es positivo, debido a los programas de financiamiento de los organismos de vivienda, así como a la recuperación del empleo en el sector y el crecimiento de 9% en la construcción para este año.
El especialista resaltó la recuperación del crédito puente --el que se otorga a los desarrolladores para construir vivienda-- y aseguró que “la cadena de financiamiento del sector se ha regularizado”.
Adolfo Albo señaló que la magnitud de la caída de la industria de la construcción en 2009 fue inferior a otros episodios similares, con lo que mostró la fortaleza que ha adquirido el sector inmobiliario y en particular la edificación de la vivienda.
Sin embargo, el economista en jefe para México de BBVA sentenció: “Recuperar el nivel previo a la crisis le tomará a la industria entre 3.5 y 4 años, un tiempo similar al observado en las dos recesiones previas”.

Comentarios