Exige Coparmex mayor blindaje ante avalancha de productos chinos

lunes, 21 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F.).- La competitividad del país y de las empresas mexicanas será el mejor blindaje contra la entrada de productos chinos, una vez que venza el Acuerdo Comercial de Transición en materia de cuotas compensatorias entre México y China, afirmó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gerardo Gutiérrez Candiani. Sin embargo, advirtió que también “se necesita un mayor compromiso del Sistema de Administración Tributaria y las aduanas para detectar prácticas de dumping, así como consolidar una supervisión adecuada de los importadores para que no perjudiquen a los empresarios, quienes generan empleo en el país”. El organismo patronal explicó que a partir del próximo 12 de diciembre se agudizará la competencia china, al vencer el acuerdo que amparaba 204 fracciones arancelarias, que comprenden mercancías de sectores como textil, vestido, calzado y juguetes. Con ello, agregó, las importaciones chinas en estos rubros podrán entrar al mercado mexicano sin tener que pagar una tasa adicional sobre el valor en aduana. Sin embargo, la Coparmex advirtió que muchos productos chinos llegan a México con precios muy baratos porque eluden el pago de obligaciones arancelarias. No sólo eso, las mercancías del país asiático tienen una calidad inferior, ya en el proceso de su fabricación no se respetan los derechos laborales y provienen de la economía informal china, que es la más grande del mundo. Gutiérrez Candiani demandó una mayor reciprocidad por parte de China para que no se frene a los exportadores mexicanos con barreras no arancelarias. Recordó que las exportaciones mexicanas deben diversificarse ante la desaceleración económica de Estados Unidos, país donde va 80% de las ventas al exterior. “Esto va en línea con la necesidad de diversificar nuestras exportaciones ante la desaceleración que se presenta en los principales destinos comerciales que tenemos”, acotó. Insistió en que la competencia china, que se agudizará a partir del 12 de diciembre, debe ser un estímulo para asumir los retos y no quedar sólo como espectadores pasivos. Destacó que los empresarios mexicanos compiten en desventaja porque se tiene una legislación laboral desconectada de la realidad. “Porque pasan los años y no se hace una reforma hacendaria de fondo; por escasez de financiamiento y porque pagamos más por muchos insumos y servicios; porque no hemos dado los pasos necesarios para que la educación garantice un desarrollo sólido y de largo plazo, como sí lo están haciendo los chinos”, señaló.

Comentarios