México tiene las pensiones más bajas de países de la OCDE

jueves, 17 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 17 de marzo (apro).- México es el país que otorga las pensiones más bajas dentro de los miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), al alcanzar un promedio de 52 mil 500 dólares por trabajador.
    Al presentar el informe Panorama de pensiones 2011, la OCDE precisó que México las pensiones para los hombres corresponden a menos de 50 mil dólares, mientras que para las mujeres alcanza los 55 mil dólares.
    Más aún, destacó que 28% de los trabajadores mayores a 65 años vive en condiciones de pobreza. “En México, el riesgo de pobreza es un tercio más grande para los adultos mayores que para la población en general”, alertó el organismo.
    Además, México es el país de la OCDE donde la gente se queda más tiempo en el mercado laboral, pues aunque la edad oficial de jubilación es de 65 años, las mujeres trabajan hasta los 69.5 y los hombres hasta los 72.2 años.
    El organismo representado por José Ángel Gurría menciona que Chile ocupa el penúltimo lugar, con 86 mil dólares para los hombres y 89 mil dólares para las mujeres, con un promedio de 87 mil 500 dólares, “lo que refleja los bajos ingresos que todavía permanecen en la región”, según el informe.
    En contraste, Luxemburgo es la nación que tiene las pensiones más altas, pues sus trabajadores alcanzan en promedio un millón 665 mil 500 dólares. Un millón 542 mil para los hombres y un millón 789 mil para las mujeres.
    De ahí que las pensiones en México se encuentren por debajo del promedio de los 34 países miembros de la OCDE, que corresponde a los 470 mil dólares; 436 mil dólares para los hombres, mientras que para las mujeres es de 504 mil dólares.
    Asimismo, las personas pensionadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) apenas suman los 3 millones de mexicanos.
    De acuerdo con el reporte de la OCDE, los gobiernos deben considerar el impacto de recortar beneficios en los sectores más vulnerables, pues las reformas de pensiones en países de la OCDE desde principios de la década de los noventa han reducido en 20%, en promedio, los beneficios futuros.
Según el organismo, en Alemania, Japón, Reino Unido y Estados Unidos, por ejemplo, el valor de la pensión que obtienen los trabajadores de bajos salarios es de alrededor de la mitad de sus ingresos anteriores.
Por esa razón, Gurría consideró necesarias nuevas reformas responsables, pues “no podemos arriesgarnos a un resurgimiento de la pobreza en la vejez en el futuro”.