La economía crecerá 4.7%, en el 2011: Bancomer

miércoles, 18 de mayo de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).-La economía mexicana crecerá 4.7% en el 2011 gracias al impulso de los excedentes petroleros y al crecimiento sostenido de Estados Unidos, el principal socio comercial de México, informó Julián Cubero, economista de BBVA Bancomer. En la presentación del informe Situación México, Cubero señaló que “es razonable pensar en un crecimiento en México de 4.7% en este año, es decir, aumentar el pronóstico de 4.2%. Mientras que para el 2012 se mantiene el crecimiento cercano al 4%”. El economista-jefe de Bancomer en Estados Unidos y México, explicó que los altos precios del petróleo tendrán un impacto positivo en los ingresos presupuestales de México, por lo que el crecimiento de la economía se verá beneficiada al cierre del presente año. Además, agregó, el avance en la economía mexicana estará más balanceado durante este año, reflejando la difusión al conjunto de la economía de la mejora de la demanda externa, gracias al aumento del empleo y a favorables condiciones de financiamiento Por otra parte, BBVA señaló que los subsidios a las gasolinas no deben tocarse, sin tener antes reformas estructurales. “La eliminación de los subsidios a la gasolina no tiene sentido sin que se realicen otras reformas que permitan mantener políticas económicas contracíclicas necesarias para reformar el gasto, por ejemplo, para dejar de depender tanto de los ingresos petroleros”, explicó Julián Cubero. En el caso del deslizamiento mensual de las gasolinas, el especialista informó que “no nos perjudica tanto cuando sube, pero no nos beneficia cuando baja. Es un elemento que se compensaría en términos de costo para las familias”. Dijo que los precios deberían reflejar lo que cuestan las cosas. “Lo que no sería redituaría es tener una gasolina demasiado barata para lo que cuesta producirla. Porque tiene un costo fiscal, porque ese dinero es dinero que no estamos usado en otras cosas”. Ante esta situación, Cubero concluyó que los subsidios generalizados y transversales terminan siendo regresivos. “Terminan beneficiando al señor que tiene el coche más grande y más renta disponible. A lo mejor lo que hay que hacer es dar subsidios mas focalizados a las personas con nivel de renta más bajo”, sugirió.

Comentarios