No hay evidencia de que estemos al borde de una recesión mundial: Cordero

jueves, 11 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, advirtió que la actual volatilidad e incertidumbre financiera internacional obligan a las autoridades mexicanas a actuar de manera responsable y a acelerar el paso en muchas de las estrategias que ya se llevan a cabo. Sin embargo, aclaró que no hay evidencia de que estemos al borde de una nueva recesión mundial. Optimista, aseguró que México sigue siendo un lugar confiable y seguro para invertir. En la presentación de las estrategias de financiamiento a micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), realizada en el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional, evento al que acudieron el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Jaime Ruiz Sacristán; el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), así como el director de Nacional Financiera (Nafin), Cordero Arroyo presumió: “El día de ayer, cuando las economías del mundo estaban fundidas en una gran incertidumbre y una gran volatilidad, colocamos por segunda ocasión mil millones de dólares a cien años; es decir, que a México el mundo le prestó, a cien años, mil millones de dólares”. El titular de la SHCP dijo que los inversionistas consideran a México como un país que está más allá de coyunturas de volatilidad, un lugar seguro para invertir y con una economía fuerte, pese a que las expectativas de crecimiento retrocedieron a un rango de entre 4.8 y 3.8%. No sólo eso, el también aspirante presidencial aprovechó la ocasión para exaltar la condición de la macroeconomía mexicana y poner en evidencia a Europa y Estados Unidos. “México sí está muy bien preparado, está bien pertrechado, estamos recibiendo los embates, como el resto del mundo, pero México ha hecho bien la tarea”, expresó. Y contrastó: “La causa última del problema que tenemos en el mundo es el sobreendeudamiento de algunos países europeos y de Estados Unidos, que se refleja en que les llegó la hora de la verdad”. Para Ernesto Cordero, ese momento es aquel que no se puede evitar. “Esa hora que siempre llega cuando se incurre en sobreendeudamientos, que es la hora de pagar la fiesta. Al pagar no hay más que de dos: o se ajusta el gasto a la baja o se suben los impuestos”. El secretario de Hacienda adelantó que estas economías van a tener una política monetaria y fiscal más restrictiva que modificará las expectativas de crecimiento a la baja. En el caso de México, pidió acelerar el paso en “muchas de las cosas que veníamos haciendo y que es necesario en este momento hacerlas mejor y rápido”. Sin embargo, no habló de los altos niveles de desempleo persistentes en México –mayores a 5%–, ni de las personas que laboran en la informalidad (13 millones contra 14.8 millones de cotizantes en el Seguro Social). El titular de la SHCP reconoció que se debe fortalecer el mercado interno, el cual –dijo– servirá como amortiguador ante la incertidumbre de Estados Unidos, principal socio comercial de México. Eso sí, México avanza aunque a ritmo lento. Cordero aseguró que “seguimos en una fase de crecimiento económico, nuestra economía va a seguir generando empleos, va a seguir expandiéndose, va a seguir generando prosperidad, cada vez más familias que antes no tenían un empleo lo van a poder tener”. Pero dejó claro que México, como en muchas otras ocasiones, ha sido sujeto y víctima de la adversidad económica internacional. Esta vez, según el aspirante presidencial panista, no fue la excepción.

Comentarios