Tienen Sacyr y Pemex 29.8% de la española Repsol

martes, 30 de agosto de 2011
MADRID (apro).- El presidente de la constructora Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, y el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel, dieron al ministro de Industria español, Miguel Sebastián, la plena garantía de que preservarán “la españolidad” de Repsol, la principal petrolera hispana. Así lo afirmaron hoy en una reunión celebrada aquí con el ministro Sebastián, luego de que la nueva alianza Sacyr Vallehermoso-Pemex (cuya sociedad aportará en conjunto 29.87%) fue comunicada la víspera a la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) de España, para ir juntos en decisiones como accionistas en busca de gobernar Repsol y su revalorización. Aunque el gobierno español aclaró que su postura es de neutralidad ante la operación empresarial, solicitó información a los socios de Repsol –entre ellos la paraestatal mexicana– por “el valor estratégico” de la petrolera española. Poco antes del encuentro, en el Congreso de los Diputados, Miguel Sebastián dijo que al gobierno le interesaba que se preservara “la españolidad” de Repsol, de la que Pemex es socio fundador desde el año 1987. En la reunión, a la que asistió el embajador de México en España, Jorge Zermeño, Del Rivero y Suárez Coppel se comprometieron a mantener la “esencia española” de Repsol. Sebastián dijo que el gobierno “no opina ni interviene” por ser una operación en una empresa privada, pero estaba interesado en tener información de primera mano, de la cual decía carecer en la mañana, y añadió que hasta ahora Repsol “ha sido muy bien gestionada”. Esta última afirmación del ministro contradice la posición fijada la víspera por la constructora hispana y por Pemex, en cuyo comunicado conjunto hicieron una fuerte crítica a la actual gestión de Antonio Brufau, al señalar que la petrolera está muy “mal valorada”. En la actualidad, Sacyr Vallehermoso es el primer accionista en Repsol, con un 20% de acciones, y Pemex es el socio “de referencia” al ser el más antiguo de la compañía, con un porcentaje de 4.8%. No obstante, en el nuevo acuerdo con Sacyr, Pemex se comprometió a adquirir en este mes 5% más de acciones, para quedar en conjunto en 29.87%. La guerra al interior de Repsol parece haber iniciado. Desde la dirección de Repsol se rompió el silencio, ya que a través de declaraciones a la agencia Europa Press se dio a conocer que, al igual que en otros casos precedentes, como el de la petrolera rusa Lukoil, Repsol “velará por los intereses de todos los accionistas”. “Como ya ocurrió en el caso Lukoil, Repsol velará por el interés de todos los accionistas, especialmente ante un acuerdo que excluye a su mayoría natural de accionistas”, se lee en la nota, que cita a fuentes petroleras. En 2008, Sacyr Vallehermoso ya había intentado la venta de sus acciones de Repsol a la petrolera rusa Lukoil, operación a la cual se opuso Antonio Brufau, actual presidente de la empresa, quien venció al echar abajo esa posibilidad, con un pleito que incluso tuvo repercusiones en la política doméstica y a nivel diplomático. A su vez, hoy mismo CaixaBank, accionista estable de Repsol desde 1996, con 12.8%, anunció que se pronunciará sobre esta alianza en el seno del consejo de administración de la petrolera.