IMEF ajusta en 3.8% pronóstico de crecimiento

martes, 20 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF) ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana, al ubicarlo en 3.8%, debido a la desaceleración de Estados Unidos. El presidente nacional del IMEF, Enrique Flores Rodríguez, advirtió que México no ha encontrado otra forma de crecer más que a través de las exportaciones, que tienen como principal destino el mercado norteamericano. Además, agregó, el país no puede lograr incentivar el mercado interno como principal motor de crecimiento. Las consecuencias de un débil mercado interno y la dependencia con Estados Unidos ya se resienten en las familias mexicanas. Según el IMEF, la generación de empleos para este año será de sólo 600 mil plazas. Mientras que en el 2010 se crearon más de 720 mil puestos de trabajo formales. De acuerdo con la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en el país se requiere crear un millón de empleos anuales, por lo menos para satisfacer la demanda de la población económicamente activa (PEA). En este sentido, el IMEF consideró que pese a las altas reservas internacionales --estimadas en más de 136 mil millones de dólares-- y la línea de crédito flexible otorgada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), por 75 mil millones de dólares, “no estamos blindados en cuanto a la actividad económica, y eso se debe a la alta vulnerabilidad y dependencia respecto de la economía de Estados Unidos”. Sin embargo, Flores Rodríguez señaló que el entorno actual para la economía mexicana está lejos de parecerse al que enfrentó durante la crisis de 2009, cuando decreció casi 7%. No obstante, durante este año México crecerá menos que otras naciones de América Latina que no dependen tanto de Estados Unidos, como son los casos de Brasil, Perú, Argentina y Colombia. En cuanto al paquete económico entregado por la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados, el jueves 8, el IMEF lo consideró como “conservador”, pues responde a la necesidad de mantener prudencia fiscal ante el volátil entorno internacional. Por su parte, el presidente del Comité Técnico Nacional de Estudios Fiscales del IMEF, Enrique Ramírez Figueroa, urgió a aprobar la reforma fiscal que necesita el país. “México requiere una reforma fiscal estructural que haga eficiente y justa la recaudación de impuestos, amplíe la base tributaria, cree un solo impuesto al ingreso, generalice el IVA y simplifique el régimen fiscal, que es extremadamente complejo”, acotó. Ramírez Figueroa insistió en que hace falta voluntad política para poner en marcha los cambios estructurales que requiere el país.

Comentarios