Subsecretario de Hacienda pide aprobar "con prudencia" paquete económico 2012

martes, 27 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El subsecretario de Hacienda, Gerardo Rodríguez Regordosa, hizo un llamado a los legisladores para que aprueben “con prudencia” el paquete económico 2012. Luego de participar en la reunión mensual del consejo directivo de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Rodríguez Regordosa recomendó al Congreso aprobar el Presupuesto de Egresos tal como lo presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el pasado jueves 8. “Hay que ser, hoy más que nunca, prudentes con todas las estimaciones macroeconómicas, con la discusión del paquete económico, y esperar a tener más información para corroborar las previsiones que tenemos ante el momento”, señaló el funcionario federal. Recordó que las proyecciones de crecimiento del producto interno bruto (PIB) mexicano para este año son de 4%, mientras que para 2012 será de 3.5%. De acuerdo con el subsecretario, las previsiones macroeconómicas del paquete económico para 2012 se encuentran por debajo de las pronosticadas por los analistas del Banco de México. Sin embargo, aseguró que México cuenta con los amortiguadores para salir bien librado y de forma más acelerada. Por su parte, el presidente de la Canacintra, Sergio Cervantes Rodiles, reclamó ante Gerardo Rodríguez la insuficiencia de recursos destinados a las pequeñas y medianas empresas (Pymes). “Desde el punto de vista de los empresarios, el presupuesto de casi 7 mil millones de pesos que el gobierno federal propuso para el Fondo Pyme durante el próximo año, es poco para contribuir al fortalecimiento del sector”, señaló Cervantes Rodiles. El dirigente empresarial recordó que de dicha suma, 2 mil 700 millones se van a fondos de garantías ante las instituciones bancarias, y el resto no será suficiente para modernizar y hacer más competitivas a las empresas. Por otro lado, el paquete económico propone una estimación de ingresos-gasto con un déficit de 0.2% e inflación de 3% para el próximo año, mientras que el gasto programable se elevará 6.6% respecto de 2011, en tanto que la inversión a Petróleos Mexicanos rondará en 2% del Producto Interno Bruto (PIB).