Alerta Condusef por casas de empeño: cobran hasta 1000% anual

miércoles, 11 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Los mexicanos, principalmente de escasos recursos, que acuden a las casas de empeño pagan hasta mil por ciento de interés anual por un préstamo prendario, alertó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Servicios Financieros (Condusef). El titular de la Condusef, Luis Pazos, precisó que las personas más afectadas por estas empresas, son la población con menos ingresos, ya que “ante la necesidad de obtener recursos frescos pagan más de lo que obtienen”. Durante la presentación del Mecanismo de corresponsabilidad y confianza de casas de empeño, firmado por la Condusef, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Asociación Nacional de Casas de Empeño (Anace), las autoridades señalaron que de las 6 mil casas de empeño existentes, alrededor del 20% son informales. El procurador federal del consumidor, Bernardo Altamirano, precisó que del total de casas de empeño contabilizadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), únicamente 3 mil 116 tienen registrado su contrato de adhesión y autorregulación ante la Profeco. Durante el 2011, la Profeco realizó más de mil 600 verificaciones a casas de empeño en el país. En dichas verificaciones la autoridad reportó que en una de cada cuatro se identificaron violaciones a diferentes aspectos de la norma y en 89 casas de empeño se colocaron sellos de advertencia, “pues persistían en la comisión de prácticas comerciales en perjuicio de los consumidores”. Ante esta situación, Luis Pazos responsabilizó a las autoridades estatales y municipales, a ministerios públicos y autoridades judiciales por no sancionar este tipo de establecimientos. El presidente de la Condusef dijo que “los fraudes y robos de prendas cometidos en el sector prendario son delitos del fuero común, pero se cae en el error de pensar que cualquier cuestión comercial se rige por leyes federales”. Las autoridades señalaron que las acciones contra los abusos de las casas de empeño tendrán un carácter preventivo, aunque la Profeco está facultada para sancionar las irregularidades en las casas de empeño con multas de hasta 2.3 millones de pesos. Para brindar un apoyo adicional a los clientes, la Condusef, la Profeco y la Anace dieron a conocer un decálogo para los consumidores que consiste en las siguientes medidas: Recibir información clara, veraz, comprobable, que no deje lugar a errores y confusiones; tener acceso al contrato de adhesión registrado ante la Profeco; conocer los términos y condiciones de la prestación de servicio; se debe realizar un avalúo sobre la prenda y el cliente debe recibir información clara del monto del préstamo que se otorgará antes de firmar cualquier contrato. Además las básculas y balanzas utilizadas para el pesaje de la prenda deberán estar ajustadas y calibradas acorde a la ley y deben estar visibles; las condiciones para refrendo deben quedar claras antes de firmar el contrato; los consumidores tienen derecho a que la prenda no salga a la venta, hasta que venza el plazo del empeño; y la casa de empeño debe responder por pérdida, deterioro o robo de los bienes en prenda. También incluye la cancelación del contrato e imposición de sanciones como un derecho del cliente cuando el establecimiento realiza una violación a los plazos y condiciones.

Comentarios