Sindicato de VW pactó polémico "banco de horas" con Audi, revela líder

martes, 13 de noviembre de 2012
PUEBLA, Pue. (apro).- El secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw), Antonio Flores Trejo, admitió que el esquema de “banco de horas” fue una exigencia de la automotriz Audi. Reacio a dar detalles sobre las negociaciones del contrato colectivo de trabajo, el líder sindical explicó que pactaron con la empresa una cláusula de confidencialidad, razón por la que habían mantenido sin publicitar el CCT, pese a que éste se firmó desde el 5 de septiembre. Luego de que en la prensa local se filtró el documento, Flores Trejo tuvo que dar una conferencia de prensa en la que reconoció que al pactar el contrato con Audi aceptaron la cláusula del “banco de horas”, propuesta que había sido rechazada por otros líderes sindicales en negociaciones contractuales con el mismo grupo Volkswagen. Sin embargo, Flores Trejo explicó que Audi pidió este esquema de trabajo porque es el que tiene vigente en plantas de Alemania, además de que permite garantizar la permanencia de las 3 mil 100 plazas que se crearán en Puebla, aunque haya fluctuaciones en los niveles de producción. "La empresa requirió de un contrato de esa naturaleza y nosotros tuvimos que ceder porque dará estabilidad a la empresa", reconoció Flores Trejo. Sin embargo, pidió no lanzar especulaciones, en el sentido de que por aceptar esta cláusula con Audi, cuya planta empezará a operar en 2016, existan posibilidades de que el Sitiavw acabe por ceder también para que el mismo esquema se aplique a los 10 mil trabajadores que actualmente laboran en la planta Volkswagen-Puebla, como lo ha propuesto la empresa alemana desde hace más de una década. El esquema de “banco de horas” se refiere a que, según las necesidades de producción, la empresa automotriz podrá aumentar o reducir días u horas de trabajo en toda la planta, para algunos turnos, ciertas líneas de producción o incluso para algún trabajador. De acuerdo con esto, el contrato colectivo establece que se llevará una cuenta de horas laboradas por cada trabajador, y que mientras en su “saldo” no exceda las 180 horas a favor, éstas no podrán considerarse como tiempo extra. Flores Trejo descartó que este esquema atente contra los derechos laborales, e insistió en que se busca evitar en que si existe una baja en la producción automotriz, se recurra al despido de personal. El martes 20 se iniciarán los trabajos para la preparación del terreno en el municipio de San José de Chiapa, donde se construirá la planta Audi, perteneciente al Grupo Volkswagen, en la que se invertirán unos mil 300 millones de dólares y se producirán, a partir de 2016, alrededor de 150 mil vehículos por año.

Comentarios