Piden a Peña aumentar apoyo a ciencia y tecnología

lunes, 28 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La cúpula empresarial pidió al gobierno de Enrique Peña Nieto aumentar la inversión en materia de ciencia y tecnología a cuando menos medio punto del Producto Interno Bruto (PIB) anual para abatir el rezago en competitividad que el país ha tenido en la última década. En su mensaje semanal, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió que “la situación exige acelerar el paso. El rezago de México en investigación, innovación y desarrollo es enorme, uno de los puntos débiles más vulnerables en nuestro balance de competitividad”. El organismo presidido por Gerardo Gutiérrez Candiani explicó que en la última década se ha alcanzado en el mundo un consenso respecto a que la innovación, entendida como la mejora o la creación de nuevos productos, procesos, servicios o modelos de negocio, es un factor primordial de la productividad y el crecimiento económico. Sin embargo, acotó, el país presenta bajos niveles tanto en materia de productividad como de valor agregado de las cadenas productivas. De hecho, el CCE ejemplificó que países como Hungría e Irlanda presentan más solicitudes de patentes que México, pese a que reportan un menor monto de inversión para ciencia y tecnología. Incluso precisó que como codesarrolladores, en alianza con investigadores internacionales, la presencia de México “es marginal”. “De poco más de 14 mil 500 solicitudes de patentes, menos de 7% es presentada por mexicanos. Corea del Sur obtiene 180 veces más patentes que nosotros, que promediamos 500 o menos por año”, acotó. Es por ello que el CCE se manifestó por respaldar la iniciativa de crear la Agencia Mexicana de Innovación para la Competitividad como una instancia que asegure un enfoque estratégico a las prioridades del desarrollo económico. La estructura de esta agencia será con una mesa directiva tripartita, compuesta por el presidente del país, las secretarias correspondientes y sectores donde la innovación toma un papel central. “Un organismo que integre funciones de financiamiento y asesoría especializada, operación de los programas de estímulo, apoyo a proyectos, desarrollo de capacidades, infraestructura y propuestas normativas”, dijo Gutiérrez Candiani. El sector empresarial también distinguió cuatro metas estratégicas que consisten en convertir a México en un país realmente innovador, en sintonía con un relanzamiento de la política industrial. Una de ellas plantea generar un esquema efectivo de vinculación empresarial con la comunidad científica, tecnológica, así como con las instituciones de educación superior. Además, se trata de identificar y desarrollar estrategias efectivas de asignación de recursos públicos y fondos de apoyo a la inversión, dirigidos a lograr sinergias y promoción de la innovación al servicio de la actividad económica. Un objetivo más sería consolidar un marco legal que incentive la innovación, proteja la propiedad intelectual y esté acorde con las tendencias internacionales. El Consejo Coordinador Empresarial advirtió que “desde luego no vamos a avanzar mucho si no incrementamos la inversión total en el área en al menos medio punto del PIB”. Y fue más allá al afirmar que “urge reincorporar a la política pública un sistema competitivo de estímulos, asimilando las mejores prácticas internacionales. Otros países están incentivando su desarrollo tecnológico a pasos acelerados, mientras que nosotros nos atrasamos, sin un mecanismo efectivo y validado para corregir la tendencia”.

Comentarios