Estados y municipios incumplen con obligaciones financieras: S&P

martes, 14 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La calificadora de riesgo crediticio Standard & Poor’s (S&P) informó que durante 2012 México registró 12 incumplimientos entre las entidades de los sectores corporativos, proyectos de infraestructura, servicios financieros y finanzas públicas, de los cuales más de la mitad correspondieron a estados y municipios. En un nuevo estudio, S&P señaló que pese a las condiciones económicas relativamente favorables en el país, seis municipios y un estado mexicanos incumplieron con sus obligaciones financieras ante las “débiles prácticas de gestión financiera y la inadecuada planeación de tesorería, junto con decisiones políticas”. De acuerdo con la calificadora, ello también se debe a un bajo nivel de transparencia fiscal, limitada planeación financiera y de capital de largo plazo, así como a la falta de una política formal de liquidez para hacer frente a las obligaciones operativas y financieras. Las entidades del sector público que incumplieron con sus obligaciones fueron los municipios de Guadalupe, Nuevo León; Zamora, Michoacán, y Cuernavaca, Morelos, además de cuatro compañías confidenciales, tres de ellas municipales y una estatal. Entre las empresas con incumplimientos en 2012 destacan la empresa de factoraje y arrendamiento CHG-Meridian México, la acerera Grupo Collado, la hipotecaria Metrofinanciera, Sofom Proyectos Adamantine y la desarrolladora de vivienda Sare Holding. “Los incumplimientos en el sector corporativo se relacionaron en general con empresas con un alto apalancamiento y liquidez débil, que tienen acceso limitado a los mercados de crédito”, puntualizó S&P. La tasa de incumplimiento el año pasado, según la calificadora, se situó en 3.45%, luego de que en 2011 no se registró un solo incumplimiento. Ello quiere decir que el volumen de deuda en circulación afectado por incumplimientos aumentó en 2012 a dos mil 600 millones de pesos en el mercado local de deuda, desde cero en 2011. El estudio abarca 496 emisores en los sectores corporativos, proyectos de infraestructura, de servicios financieros y de finanzas públicas en México, con calificaciones en la escala nacional (CaVal) de 1999 a 2012, incluyendo un total de 30 entidades que han incumplido sus obligaciones financieras durante dicho periodo. Las calificaciones de Standard & Poor’s en escala nacional representan nuestra opinión sobre la capacidad general de un emisor para pagar sus obligaciones financieras en relación con otras compañías mexicanas que emiten deuda en los mercados de capitales de México.  

Comentarios