Se queja Concamin por elevado precio de la electricidad

lunes, 5 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) denunció que el alto precio de la electricidad y su deficiente calidad afectan la competitividad del sector industrial. Al dar a conocer el informe Pulso industrial, el organismo presidido por Francisco Funtanet Mange deploró: “En México el precio de la electricidad está vinculado al costo de los energéticos primarios que se utilizan para generarla: gas, combustóleo y carbón, cuyos precios se determinan con base en el referente internacional. Sin embargo, en México el precio de la electricidad y la calidad del servicio todavía no responden a las necesidades de competitividad”. La Concamin enumeró cuatro factores respecto de la electricidad, que provee la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que obstaculizan el desarrollo de la industria. El primero es la insuficiente competencia en un sector que es estratégico para la eficiencia del sector productivo nacional; las variaciones en el voltaje e interrupciones en el servicio que afectan equipos y la continuidad de los procesos de fabricación. Además destaca el hecho de que las tarifas eléctricas para el sector industrial superan en más de 25% las vigentes en Estados Unidos, y su encarecimiento entre 1999 y 2006 ha sido cuatro veces mayor al reportado en el principal socio comercial del país, así como la persistencia de tarifas en horarios punta más caras que las aplicadas en el horario base. De acuerdo con cifras de la Comisión de Energía de la Concamin, en marzo el costo de la electricidad que pagan las empresas mexicanas de gran tamaño fue 47% mayor a las tarifas que cubren sus contrapartes estadunidenses. “Esta situación también se presenta entre las empresas de tamaño mediano que pagan tarifas en México 97% superiores a las aplicables en Estados Unidos. Si el comparativo se realiza a partir del combinado de todas las tarifas de energía eléctrica en general vigentes en marzo de este año, el resultado indica que en México la energía eléctrica era 22% más cara que en la Unión Americana”, precisó. El organismo empresarial recordó que la tarifa en horario punta fue establecida en 1991, es decir, hace 22 años, justo cuando la reserva operativa eléctrica en México era muy baja y el costo marginal de generación relativamente alto. Sin embargo, la inversión para ampliar la capacidad generadora de electricidad permitió expandir la oferta eléctrica a un ritmo mayor al crecimiento de la demanda, ampliando la reserva operativa a más de 50%. La Concamin consideró que “el sector eléctrico debe avanzar hacia el establecimiento de compromisos en materia de calidad, de voltaje e interrupciones; tarifa aplicables en horarios punta, y una política de tarifas congruente con las necesidades de competitividad y eficiencia de la actividad económica nacional”, enfatizó. Luego agregó que “no podemos mantener inercias que atentan contra el trabajo en pro de la competitividad integral del país. México necesita un sector eléctrico a la altura de las exigencias y desafíos planteados por la globalización y la intensa competencia en los mercados interno y externo”. Las empresas del sector fabril representan casi 1% de los consumidores de energía eléctrica en todo el país, pero contribuyen con cerca de 60% de los ingresos por venta de electricidad, pues se trata de un insumo indispensable e insustituible para la operación de las firmas industriales. En sectores como el acerero y el metalmecánico, entre otros, este energético representa alrededor de 40% de los costos de producción, explicó la Concamin.  

Comentarios