Informalidad e inseguridad dejan pérdidas a empresas por 105 mil mdp

martes, 21 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La creciente economía informal y la fortaleza del crimen en México provocan una merma de 105 mil millones de pesos anuales a las empresas, reveló la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). En su mensaje semanal, el organismo presidido por Juan Pablo Castañón señaló que se dejan de invertir 65 mil millones a causa del crimen y de la propia inseguridad, “con todo lo que ello implica desde el punto de vista de nuestra capacidad para crecer”. “Si a esto sumamos el impacto que tiene la competencia desleal de la informalidad sobre el sector formal, que representa alrededor de 40 mil millones de pesos al año, empezamos a tener una idea de la dimensión y la capacidad destructiva que tienen el crimen y la ausencia del Estado de Derecho sobre la economía y las oportunidades de los mexicanos”, sentenció la Coparmex. La crisis en Michoacán, causada por el enfrentamiento entre grupos de autodefensa y bandas del narcotráfico, provocaron la reacción de la clase empresarial, que ha exigido a las autoridades una estrategia integral contra el crimen y ha encendido las luces de alerta al considerar que los brotes de violencia se pueden diseminar a otros estados. De hecho, luego de que los empresarios echaron las campanas al vuelo ante la aprobación y promulgación de las reformas estructurales, el panorama no está muy claro ante el creciente clima de inseguridad. Así lo dejo ver Juan Pablo Castañón: “Tristemente, de poco van a servir las reformas si no cambiamos el clima de inseguridad que se vive en el país, que lleva a la mayoría de las empresas a considerar a este factor como el principal freno que detiene su crecimiento”. Según su óptica, las empresas formales y productivas no crecen en México porque hay un sistema fiscal ineficiente y costoso, por los altos costos que significa crear empleo formal pero, sobre todo, por la inseguridad y escalada de violencia que afecta a algunas regiones del país. El organismo patronal precisó que para resolver el problema de la inseguridad “debemos tener claro que las afectaciones económicas son simplemente una variable más. Sin duda la más importante de todas es la afectación directa a las personas y a sus familias. “Por eso preocupa que diferentes agencias internacionales ubiquen a México como líder mundial en secuestros. Solamente durante 2013, este tipo de crimen creció alrededor de 15%, agravando aún más el clima de inseguridad que se vive en muchas regiones del país”, alertó la Coparmex. También deploró: “No hay paz sin prosperidad, pero tampoco hay prosperidad sin paz. Es urgente un programa que combata el secuestro efectivamente, que incida considerando que ocurren 160 secuestros al mes; y esto significa 160 familias que cada mes pueden perder a alguien o viven la terrible experiencia de estar secuestrados o tener a alguien de la familia secuestrado”.

Comentarios