Impacto financiero por ébola ascendería a 32 mil 200 mdd, alerta BM

miércoles, 8 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Si la epidemia del ébola no logra ser contenida en lo que resta del año, el impacto financiero regional podría ascender a 32 mil 200 millones de dólares, alertó el Banco Mundial (BM). De acuerdo con el organismo internacional, los impactos económicos del ébola, que ha provocado la muerte de 3 mil 439 personas, son “muy graves” en los tres países más afectados –Guinea, Liberia y Sierra Leona– y podrían resultar catastróficos en el marco de la hipótesis de “ébola máximo” con una contención lenta. Según un nuevo informe del Banco Mundial, debido a que “no se tiene la certeza de poder contener totalmente la epidemia antes de diciembre de 2014 y en vista del considerable grado de incertidumbre respecto de su futura trayectoria, se utilizan dos hipótesis para calcular el impacto a mediano plazo (2015), que abarcan hasta el final del año 2015”. La hipótesis de “ébola mínimo” contempla una rápida contención de la epidemia en los tres países más afectados, mientras que la de “ébola máximo” corresponde a una contención más lenta en esos países, con un contagio regional más amplio, precisó. El organismo presidido por Jim Yong Kim señaló que en términos regionales amplios, el impacto económico podría limitarse si se adoptan medidas inmediatas a escalas nacional e internacional para detener la epidemia y atenuar la “conducta de aversión”. Es decir, el factor de temor impulsa a los países vecinos a cerrar sus fronteras y a las aerolíneas y a otras empresas regionales e internacionales a suspender sus actividades comerciales en los tres países más afectados. Dado que el ébola tiene el potencial de ocasionar costos económicos cuantiosos en Guinea, Liberia y Sierra Leona, así como en el resto de los países de África occidental, la comunidad internacional debe encontrar la manera de superar los obstáculos logísticos y aumentar la cantidad de médicos y personal sanitario capacitado, de camas en los hospitales y de apoyo a la salud y el desarrollo para contribuir a detener la epidemia, dijo. El presidente del BM fue más allá y advirtió: “La comunidad internacional debe dar una respuesta ahora, sabiendo que las deficiencias de la infraestructura, las instituciones y los sistemas de salud pública en muchos países frágiles ponen en riesgo no sólo a sus propios ciudadanos, sino también a sus asociados comerciales y al mundo en general”. El Banco Mundial, que movilizará recursos por 400 millones de dólares para los tres países más afectados, adelantó que tras contener la epidemia, en una de las regiones más pobres del orbe, la prioridad deberá ser restablecer la confianza de los inversionistas. Además, se requerirán políticas urgentes para reactivar el flujo de ayuda y la actividad comercial –para fines relacionados con la salud, las empresas y el turismo– con los países afectados y, al mismo tiempo, prevenir el contagio epidemiológico en otros países.

Comentarios