Optimismo de Hacienda pese a raquítico crecimiento económico

viernes, 21 de noviembre de 2014
MÉXICO, DF, (apro).- La economía mexicana sigue a paso de tortuga. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó hoy que en el tercer trimestre el Producto Interno Bruto apenas avanzó 0.5% respecto del segundo trimestre del año, y 2.2% en relación al tercer trimestre de 2013. El crecimiento acumulado en los primeros nueve meses del año es de 1.9%, según el instituto, cifra que hace inalcanzable el pronóstico de la Secretaría de Hacienda, de 2.7%, para todo el año. Tan es así, que la propia dependencia, dos horas después del reporte del INEGI, anunció una revisión a la baja en sus expectativas. En efecto, Hacienda anunció que su nuevo pronóstico es de un rango de crecimiento económico para 2014, de entre 2.1 y 2.6%. A finales de 2013, en el paquete económico para 2014, Hacienda estimaba que la economía mexicana crecería este año 3.9%. Si se cumpliera el pronóstico de Hacienda en el extremo bajo del rango que ahora supone, el crecimiento habrá sido inferior en 46.2% a la meta original de 3.9%. Si, por el contrario, se alcanzara el tope del rango, el 2.6%, el crecimiento de 2014 habrá sido menor en 33.3% a la previsión original de 3.9%. El punto intermedio entre piso y tope del rango de Hacienda es 2.35% de crecimiento para este año. En ese caso, el crecimiento habrá sido menor en casi 40% al 3.9% que esperaba Hacienda. La lentitud con la que marcha la economía se hace evidente con los datos trimestrales corregidos por el INEGI. Para el primer trimestre del año (1T), había informado que el crecimiento fue de 0.44% respecto del cuarto trimestre de 2013. Pero lo revisó a 0.36%. Para el segundo trimestre (2T), había señalado que el crecimiento fue de 1.04% respecto del trimestre anterior. Pero la revisión de los datos, llevó al Inegi a dar como cifra definitiva del segundo trimestre un crecimiento de 0.9%. Así, los datos de 0.36% en el 1T, 0.9% en el 2T y 0.5% en el 3T, hablan de un comportamiento débil de la economía nacional. De hecho, como se observa en esas cifras, el crecimiento económico en el tercer trimestre fue apenas de un poco más de la mitad del crecimiento registrado en el segundo trimestre. Y eso, a pesar de la que Secretaría de Hacienda lleva meses alardeando de una “aceleración en el crecimiento” de la economía. Si se observan las cifras originales (trimestre contra trimestre del año anterior), pero corregidas por efectos del calendario, también se ve que el crecimiento en el tercer trimestre fue menor al del segundo. En efecto, en el primer trimestre se registró un crecimiento de 0.78% a tasa anual; en el segundo, de 2.78% y en el tercero, 2.15%. Es decir, el crecimiento económico del tercer trimestre fue 23% menor al del segundo. Para el grupo financiero BBVA Bancomer –que reaccionó casi de inmediato a la información del Inegi-- esas cifras señalan “un lento andar de la actividad económica que se reflejará en un crecimiento anual en 2014 menor al estimado previamente”. Y en función de ello, BBVA también revisó a la baja su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana, para 2014, a 2.1% desde el 2.5% que había sostenido desde agosto pasado. También señalan los analistas del grupo financiero, que el dato de 0.5% de crecimiento trimestral “estuvo por debajo de nuestra previsión y de la del mercado”, de 0.65% y 0.60%, respectivamente. No obstante la contundencia de las cifras, Hacienda no abandona su optimismo. Vio en ellas “un mayor dinamismo de la economía en el tercer trimestre del año”. En conferencia de prensa para dar a conocer el nuevo pronóstico de crecimiento de la economía en este año, el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela dijo –de acuerdo con lo informado por el Inegi-- que el PIB creció 2.2% en el tercer trimestre, “que es el mayor crecimiento en los últimos 7 meses; esto representa una expansión trimestral desestacionalizada de 0.5%. Los factores que explicaron este mayor dinamismo durante el tercer trimestre del año, dijo, (están) “asociados a la producción industrial de Estados Unidos y también, hay que decirlo, a una evolución favorable y balanceada de la economía (en cuanto) al consumo y a la inversión interna.” También dijo que si la economía no creció más en el trimestre fue culpa del petróleo. Dijo: “Se estima que la menor producción petrolera durante el año le restará a la tasa de crecimiento 0.4 puntos porcentuales”. Y detalló: “Hay un factor muy específico aquí, que es la producción petrolera. La producción minera-petrolera tiene una caída de 2.7% en el tercer trimestre del año, de acuerdo con datos del Inegi. “Si uno ve en la actividad secundaria a minería, tiene una caída del 2.1%. Toda viene de la producción minera. Se están produciendo dos millones 400 mil barriles diarios, incluso menos que esos dos millones 380 mil barriles diarios contra los dos millones 520 mil barriles diarios que se pensaban o los presentó Pemex que se incluyó en Criterios Generales de Política Económica. “Esa reducción de la producción minera-petrolera explica alrededor de 0.4 puntos porcentuales en la tasa de crecimiento para el año. Es una reducción significativa”. En suma, el mensaje de Hacienda es: si la economía no crece más, no es nuestra culpa.