Crece 0.64% actividad industrial en abril: Inegi

miércoles, 11 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Impulsada por el sector manufacturero y por las empresas constructoras, la actividad industrial logró avanzar 0.64% en abril pasado, respecto al mes inmediato anterior, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). De acuerdo con los especialistas de Banamex, “si bien este último incremento luce todavía muy modesto, sí marca una recuperación moderada si consideramos que el avance acumulado en enero-abril fue de -2.6%”. Al interior de las actividades secundarias, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final también tuvo un crecimiento, según cifras desestacionalizadas. Sólo la producción minera registró estancamiento, debido a la caída de la industria petrolera. En su comparación anual, la actividad industrial retrocedió 0.6% ante el efecto negativo de las vacaciones de Semana Santa y Pascua, ya que el cuarto mes del año tuvo menos días laborables que abril de 2013. En el cuarto mes del año, la industria fue arrastrada por la construcción que se redujo 2.6% en el mes en cuestión, frente a la del abril de 2013, derivado de las menores obras relacionadas con la edificación, con la construcción de obras de ingeniería civil y trabajos especializados para la construcción. Adicionalmente, disminuyó la demanda de materiales de construcción tales como: estructuras metálicas; cables de conducción eléctrica; tubos y postes de hierro y acero; componentes electrónicos; tubería y conexiones, y tubos para embalaje, y cal. Con este resultado, la industria de la construcción sumó 17 meses hundida en números negativos. Por su parte, el sector de las industrias manufactureras decreció 0.1% a tasa anual durante abril de 2014, como resultado del descenso de la producción de los subsectores de la industria química; maquinaria y equipo; prendas de vestir; equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos; industria alimentaria; insumos textiles y acabados textiles; muebles, colchones y persianas, y curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos, entre otros. La minería también retrocedió 0.1% en el cuarto mes de este año, respecto al mismo mes de 2013, como consecuencia de la caída de la minería petrolera. Este sector comprende unidades económicas dedicadas principalmente a la extracción de petróleo y gas, y de minerales metálicos y no metálicos; incluye la explotación de canteras, operaciones en pozos, operaciones de beneficio, así como otras preparaciones que se hacen usualmente en la mina. Incluye también los servicios de apoyo exclusivos a la minería. El único ramo que logró crecer de forma anual fue la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final que avanzó 1.6%. El anterior está integrado por los servicios de generación, transmisión y suministro de energía eléctrica para su venta; a la captación, potabilización y suministro de agua, así como a la captación y tratamiento de aguas residuales, y al suministro de gas por ductos al consumidor final; las principales fuentes son la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Comisión Reguladora de Energía (CRE), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Petróleos Mexicanos (Pemex). Los escenarios que dibujan los diferentes especialistas sobre este motor de la economía mexicana son pintados de manera optimista: Según Banamex, el reciente desempeño favorable de la actividad industrial responde principalmente a la reactivación de los segmentos industriales ligados al mercado de exportación. “Nuestro escenario base apunta a que en la segunda mitad del año, la recuperación de la demanda local coadyuvará a la recuperación de la industria”, señaló el grupo financiero. Mientras que BBVA Bancomer auguró que “en la medida en que en este año la producción industrial de Estados Unidos, y especialmente su producción manufacturera, es posible esperar un crecimiento constante, aunque moderado, del sector industrial en México”. Sin embargo, señaló, aún se mantiene una brecha entre el crecimiento de la producción industrial de México y Estados Unidos, nuestro principal socio comercial.  

Comentarios