Alertan al sector privado sobre deuda en divisas

martes, 23 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) alertó que el país continuará enfrentando un  entorno externo adverso ante un menor crecimiento global, la caída en los ingresos petroleros, la apreciación generalizada del dólar y el aumento en las tasas de interés de las principales divisas. El CESF también consideró importante que las empresas que han emitido deuda en moneda extranjera en los últimos años evalúen cuidadosamente su situación, en particular en función de su ingreso esperado en divisas, con el objetivo de identificar con claridad los riesgos a los que están expuestas y tomar medidas para mitigarlos. Al celebrar su vigésima sesión, los integrantes del CESF coincidieron en que la desaceleración de la economía estadunidense durante el primer trimestre del año es un fenómeno transitorio. Sin embargo, apuntaron que se ha fortalecido la expectativa de que el proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal será gradual y podría iniciar a finales del tercer trimestre del año o incluso hasta principios de 2016. El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero está conformado por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien lo preside; el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens; el subsecretario de Hacienda de la SHCP, Fernando Aportela; dos subgobernadores del banco central, y el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé, entre otros. De acuerdo con los funcionarios integrantes del consejo, los mecanismos preventivos que México ha construido en los últimos años, como la acumulación de reservas, la Línea de Crédito Flexible con el FMI, los mecanismos de subasta de dólares, la profundización de los mercados financieros y, en particular, la postura de política macroeconómica, permitirían con una alta probabilidad que los choques puedan ser absorbidos de manera ordenada. No obstante, señalaron que “es de gran importancia mantener la fortaleza del marco macroeconómico, en particular la disciplina en materia fiscal y monetaria”. De acuerdo con las autoridades, es necesario consolidar la estabilidad macroeconómica del país y reforzar la capacidad de resistencia del sistema financiero mexicano ante embates de distinta naturaleza, en especial los relacionados con movimientos en los mercados por ajustes de portafolios que pudieran acelerarse en respuesta al inicio de la normalización de la política monetaria estadunidense.

Comentarios