Caída de petroprecios 'zarandea' al peso; dólar cierra en $17.35

miércoles, 26 de agosto de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Al cierre de esta jornada, e impactado por el desplome de los precios del petróleo y la mejora de los datos macroeconómicos en Estados Unidos, el peso volvió a tocar fondo frente al dólar. En su cotización interbancaria o al mayoreo, cada dólar se vendió en 17.16 unidades, 0.52% más que el pasado martes, según el Banco de México (Banxico). Mientras que en ventanilla el billete verde se cotizó en 17.35 pesos. El dólar se fortaleció luego de que en la Unión Americana las órdenes de bienes duraderos crecieron sorpresivamente 2.0% en el julio pasado, cuando se esperaba una caída de 0.4%. Este comportamiento se acompañó de una revisión al alza de ese indicador, que pasó de 3.4 a 4.1% en el mes de referencia. Este dato confirma el despegue de la economía estadunidense, lo que a su vez provocaría un alza de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed), lo que aceleraría la depreciación de nuestra moneda. Pero no sólo eso, pues el peso también depende del precio del petróleo, que también registra mínimos históricos, como es el caso de la mezcla mexicana que hoy cerró en los 34.03 dólares por barril (dpb), mientras que el West Texas Intermediate se cotizó en 38.60 dpb y el Brent, se vendió en 43.14 dólares por barril. El tipo de cambio enfrenta otras presiones como la desaceleración económica en China y la devaluación de su moneda, así como la incertidumbre financiera en Europa, luego de la crisis griega. Tipo de cambio, “crucial para industria” Ante estos hechos, el sector industrial del país alertó hoy que el tipo de cambio se convierte en un factor crucial para los costos, competitividad, precio y rentabilidad de numerosas firmas industriales. En un comunicado, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) señaló que “en una economía abierta como la mexicana y con una importante y creciente participación de las importaciones, es inevitable que la depreciación de nuestra moneda influya sobre la operación de las empresas industriales que dependen directa e indirectamente de la compra de bienes de procedencia extranjera. Tan sólo en 2014, México importó bienes de uso intermedio y de capital por un monto de 341 mil 713 millones de dólares”. Sin embargo, el organismo aclaró que las presiones acumuladas en la actividad industrial por el aumento en sus costos no equivale a convocar un proceso de ajuste generalizado en sus precios, a pesar de que existen sectores productivos que tendrán impactos por el tipo de cambio.

Comentarios