Argentina se retira del proyecto de Telesur

martes, 29 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno argentino de Mauricio Macri decidió suspender su participación de 280 mil dólares anuales, equivalente a 16% de las acciones, en la cadena latinoamericana de televisión Telesur, con el argumento de que “no hay pluralidad” y que las noticias “son unidireccionales”, según dijo el ministro de Medios Públicos, Hernán Lombardi. Telesur es una iniciativa multinacional surgida en 2005 durante el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela, nación que posee 51% de las acciones de la empresa, y que se creó con los convenios entre los gobiernos sudamericanos de centro-izquierda e izquierda, como los de Argentina, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Cuba y Uruguay. El proceso de ruptura entre Argentina y Telesur era algo previsible con la victoria de Mauricio Macri, candidato de la derecha argentina que se ha dedicado a desmontar toda la política kichnerista en materia de medios públicos, telecomunicaciones y vínculos con los gobiernos de izquierda latinoamericanos. En entrevista con El País, Lombardi afirmó que en Telesur no se difunden temas “como el de los derechos humanos y los presos políticos en Venezuela. No queremos ser cómplices de esa política”, justificó. A su vez, Telesur respondió al gobierno de Argentina con un comunicado donde afirmó que “los contenidos periodísticos que se elaboran en Telesur tienen una línea editorial de izquierda con audiencias en América Latina, América del Norte, el Caribe, Europa, Medio Oriente y parte de Africa, haciendo coberturas de crisis de refugiados en el continente europeo, los desaparecidos en México, la guerra en Colombia, el bloqueo contra Cuba, asesinatos raciales en Estados Unidos. Telesur no es vocera de gobiernos, es la voz de los pueblos, es televisión en vivo y en red con evidencias documentales y noticiosas que, a pesar de las amenazas de gobiernos de derecha y aunque intentaron bombardearla, no ha dejado de transmitir. No van a desaparecer la verdad. No van a desaparecer a Telesur”. En su cuenta oficial de Twitter, Telesur también respondió a un editorial del periódico argentino de línea conservadora La Nación. En esta respuesta, el canal multiestatal afirmó que el gobierno de Macri no estableció comunicación formal alguna con la directiva de Telesur, “como tampoco ante los canales diplomáticos correspondientes”. Telesur recordó que “no es casual” que fuera La Nación el medio que anunciara el pasado domingo la salida de Argentina del canal. “Son los mismos que a sólo horas después del triunfo de Mauricio Macri como presidente publicaron un polémico editorial intitulado No más venganza, en la que pidieron la amnistía a los represores de la dictadura, texto que se ganó el repudio de los argentinos en las redes sociales e incluso de los periodistas del propio medio”. También Telesur recordó que en menos de tres meses el gobierno de Macri ha despedido a más de 70 mil trabajadores, y recordó su vínculo con el poderoso grupo multimedios Clarín, recientemente beneficiado en una decisión del organismo regulador de telecomunicaciones para realizar una sociedad con Nextel en la empresa Cablevisión. Desde hace poco más de una década, Telesur no ha dejado de transmitir en todo el continente. En México se ha enfrentado al veto de las empresas de televisión por cable, la mayoría dominadas por Televisa, que han vetado la compra de su señal en los sistemas de televisión restringida.

Comentarios