Profeco sanciona a 162 tortillerías por irregularidades en precios

jueves, 3 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha sancionado a 162 tortillerías en todo el país al colocarles sellos de suspensión de actividades por no exhibir el precio de su producto, no respetarlo o no entregar “comprobantes de venta”. El número de comercios sancionados representa apenas 12.8% de las mil 260 de los verificados por la dependencia. Además, “inmovilizó” 18 vásculas. Tales cifras son parte del resultado del operativo de prevención implementado el mes pasado por la Profeco para prevenir alzas injustificadas en el precio de este alimento de la canasta básica. De acuerdo con la dependencia federal, se enviaron 520 requerimientos de información a molinos de nixtamal para conocer el costo de producción y venta de masa a tortillerías. De ese total, sólo ha recibido respuesta de 124 casos. Cifras de la Profeco indican que de enero pasado a la fecha ha recibido 80 denuncias contra tortillerías. Éstas se han turnado a las delegaciones y subdelegaciones de la institución para su inmediata atención. Agregó que recientemente intensificó la verificación en todo el país para prevenir incrementos injustificados en el precio de la tortilla. Y en Colima demandan aumento del precio La organización Agroindustriales de la Masa y la Tortilla de Colima denunciaron que la Secretaría de Economía (SE) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) violan sus derechos al no dejarlos ajustar los precios de acuerdo con su costo-beneficio. José Manuel Toscano Marín, presidente de la agrupación, comentó que para garantizar la sobrevivencia de los industriales de este sector, se necesita incrementar en al menos dos pesos el kilogramo de tortilla, que actualmente se comercializa a 14 pesos en el mostrador y a 12 pesos fuera del local. En rueda de prensa, los tortilleros dieron a conocer los resultados de un estudio según el cual durante los últimos cinco años los insumos para la elaboración del producto se han incrementado en 30%, por lo que “nuestras ganancias son en cero y hasta perdemos dinero”. Toscano hizo un comparativo entre los costos de 2011, último año en que aumentó el precio de la tortilla, y los de 2016, periodo en que la tonelada de maíz subió de 3 mil 600 a 4 mil 700 pesos; el gas de 5.31 a 8.02 pesos el litro; la gasolina de 8.83 a 13.16 el litro, y el papel de 320 a 460 pesos la paca, entre otros. Por ello el dirigente de la organización invitó a la SE, Profeco y los ayuntamientos de la entidad a que “nos demuestren con estudios por qué no debemos subir la tortilla, y no sólo sancionar y amenazar como lo han estado haciendo”. Llamó a esas tres instancias a reunirse para apoyar a los industriales con la regularización de la distribución de tortilla en tiendas de abarrotes y de autoservicio, con el propósito de que sus negocios sean rentables. De acuerdo con Toscano Marín, la tortilla es el único producto de la canasta básica cuyo precio no se ha incrementado en los últimos cinco años. “Sube el refresco, el cigarro, la cerveza, la verdura y otras cosas más; podemos mencionar mil productos básicos o no básicos y no pasa nada, mas no entendemos por qué con la tortilla sí, sabiendo que el gas, gasolina, agua, harina, maíz, papel bolsa, IMSS e impuestos han subido y otras cosas más que los industriales necesitamos para la elaboración de la tortilla”. Añadió: “Recordemos que la tortilla es nuestro alimento milenario, el que más se consume y uno de los de mayores fuentes de trabajo en México; los industriales de la masa y la tortilla no entendemos cómo está siendo atacado este sector en vez de apoyarnos con la regularización para que sea rentable”. Toscano argumentó que “el precio de la tortilla está liberado, por lo que los empresarios, a través de sus estudios financieros de costo-beneficio, están en su derecho de incrementar su precio para obtener utilidades”. También dijo que los tortilleros son consumidores de gas, harina, maíz, papel, bolsa, motos, autos, maquinaria, etcétera, “y no vemos que la Profeco haga algo por el alza en estos productos (…), exigimos que nos explique por qué los incrementos”. Con información de Pedro Zamora

Comentarios