Anuncia Videgaray un nuevo ajuste al gasto público

lunes, 6 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El titular de la Secretaría de Hacienda, Luis Videgaray, adelantó un ajuste adicional al gasto público, en un entorno marcado por los riesgos en materia financiera y de carácter geopolítico. Al participar en la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, a la que también acudió el presidente Enrique Peña Nieto, el encargado de la política fiscal señaló que “en este entorno de tantos riesgos, de riesgos no solamente de carácter financiero y de mercado, sino incluso geopolíticos, la convicción del gobierno de la República es seguir apostando por la consistencia en la política macroeconómica por la disciplina y por la responsabilidad”. Según Videgaray, se juega un papel muy importante con la disciplina en materia fiscal, y no es posible esperar que todo el trabajo de ajuste de la economía mexicana en este entorno externo ocurra únicamente a partir de las variantes monetarias o del propio tipo de cambio. “Es importante que el gobierno federal disminuya sus requerimientos financieros, y esto implica un entorno en el cual el presidente de la República se ha comprometido a no elevar los impuestos ni a proponer nuevos impuestos, implica que el ajuste fiscal tiene que venir por el lado del gasto público”, precisó. En abril pasado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció un recorte por 175 mil 100 millones de pesos al gasto público de 2017 en los Pre-Criterios de Política Económica. No sólo eso, en febrero la autoridad pasó tijera por 132 mil 300 millones de pesos para el gasto de este año. Para Luis Videgaray esto implica “un esfuerzo muy importante de revisión de la calidad del gasto público, de encontrar mayores eficiencias y también de priorizar. A final de cuentas, presupuestar es asignar prioridades y ese es el ejercicio que estaremos presentando al Congreso de la Unión”, puntualizó. El titular de la SHCP adelantó que la prioridad en estos tiempos de turbulencia y lento crecimiento económico mundial es “conservar la estabilidad macroeconómica”. “Esto quiere decir que la apuesta que ha hecho México por muchos años por la estabilidad, y la puesta en marcha de reformas profundas, transformadoras, las que llamamos las reformas estructurales, está dando resultados aún en un entorno muy complejo”, presumió. Y mencionó que el consumo interno muestra un alza apoyado en la recepción de las remesas y la recuperación de la masa salarial, además del crédito otorgado por la banca, una inflación controlada y la creación de empleos. Videgaray también se dio tiempo de replicar al Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que propuso dicho recorte al gasto público. “Un menor gasto público tiene un efecto sobre la demanda agregada, pero mucho más grave sería el efecto sobre el crecimiento económico, y eso es algo que los mexicanos aprendimos bien en los 70, en los 80, en los 90, mucho más grave sería el efecto sobre el crecimiento económico de perder la estabilidad”, subrayó.

Comentarios