Microempresas emplean al 75.4% de la población ocupada: Inegi

miércoles, 13 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los grandes corporativos presentes en el país no son las principales fuentes de trabajo de los mexicanos. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del total de empresas existentes en México, 97.6% son microempresas y concentran 75.4% del personal ocupado. Le siguen las empresas pequeñas que representan 2.0% y 13.5% de los empleados; mientras que las medianas son apenas 0.4%, pero emplean a 11.1% de la población. Al presentar la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Enaproce) 2015, el Inegi reveló el siguiente panorama sobre dichas unidades económicas: La mayoría (aproximadamente 50%) se dedican al comercio y a los servicios, sus dueños no pasaron de los estudios básicos, es decir, en el mejor de los casos llegaron a la secundaria. Sólo dos de cada 10 microempresarios tienen un nivel superior a la licenciatura. También la mayoría lleva su contabilidad en libretas, pues desconocer las nuevas tecnologías y los programas del gobierno federal para “emprendedores”. Pero hay más. El 14.7% de las microempresas declaran que no les gustaría que sus negocios crecieran. De ese total, 28.4% lo atribuyen a la inseguridad, 25.1% se sienten satisfechos con las condiciones de sus empresas y 18.6% argumentan complicaciones administrativas. Por su parte, la menor proporción de microempresas externan que enfrentarían trámites más costosos, es decir 6%. Otro talón de Aquiles para el funcionamiento de las micro, pequeña y medianas empresas es la falta de crédito que afecta el crecimiento de las microempresas con 22.7%, en tanto que para las empresas pequeñas y medianas 24.4% y 24.0%, respectivamente, opina que el exceso de trámites gubernamentales e impuestos altos incide en su desarrollo. De hecho, 66.8% del total de las empresas reportadas por la encuesta no aceptarían un crédito bancario, tomando en consideración las condiciones promedio del mercado en 2015, de las cuales 60.1% de las microempresas, 52.6% de las pequeñas y 46.5% de las medianas, externan que dicho crédito bancario es caro como la razón principal por la cual no sería aceptado. Pero existen otros factores: Las micro y pequeñas empresas a las que se les rechazó un crédito señalan que la inexistencia de colateral, garantía o aval impidió que recibieran financiamiento en el periodo 2013-2014, con 25.2% y 22.7%, respectivamente. En tanto que 23.6% de las empresas medianas con rechazo señalan que tenían muchas deudas como la razón principal. Por su parte, 20.7% de las microempresas que tuvieron rechazo de crédito externan que no pudieron comprobar ingresos como segunda razón más relevante por la cual no les fue otorgado el financiamiento. Con todo y esto, en 2014, la principal fuente de financiamiento para las unidades económicas fue el sistema financiero formal; los créditos otorgados por proveedores representan la segunda fuente de financiamiento de las empresas pequeñas y medianas; mientras que  tres de cada 10 microempresas se financian con recursos propios. Sobre los apoyos del gobierno, la situación empeora. Apenas 14.3% de las empresas declaran conocer al menos uno de los programas de promoción y apoyo por parte de la actual administración de Enrique Peña Nieto. De ese 14.3% de las unidades económicas que sí conocen los programas, el mayor porcentaje conoce la Red de Apoyo al Emprendedor, alcanzando 61.1%, seguido por el programa Crezcamos juntos con 42.6%, así como otros programas del INADEM con 39.4%. La Enaproce 2015 fue presentada por el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) para contar con información de alcance nacional sobre las habilidades gerenciales y de emprendimiento, así como de los apoyos gubernamentales que reciben las micro, pequeñas y medianas empresas en México. Este proyecto se realiza por primera vez para contribuir al fomento de la cultura empresarial en nuestro país y ofrece resultados en los siguientes temas: personal ocupado y capacitación; capacidades gerenciales, ambiente de negocios y regulación; financiamiento, apoyos gubernamentales y cadenas de valor; tecnologías de la información y la comunicación, así como principales características de cada estrato.

Comentarios