Reduce Fitch Ratings calificaciones de Pemex y CFE

martes, 26 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agencia calificadora Fitch Ratings bajó la calificación en escala internacional para moneda local de las empresas estatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE) a “BBB+” desde “A-“ Según la agencia con sede en Londres, la calidad crediticia de estas empresas estatales está ligada a la del riesgo soberano, dada su importancia estratégica para el país. Detalló que la acción de calificación soberana refleja la actualización de la Metodología de Calificaciones Soberanas revisada por Fitch el 18 de julio de 2016. “Como parte de una revisión más amplia del portafolio, la agencia concluyó que la calidad crediticia de México dejó de justificar la diferencia de un nivel de calificación entre las escalas internacionales moneda local y extranjera Issuer Default Rating (IDR)”. Para Fitch Ratings, en México dejaron de estar presentes los dos factores clave citados en la metodología que apoyan la diferencia de calificación entre escalas. En primer lugar, los fundamentos sólidos de las finanzas públicas en relación a los elementos de las finanzas externas, y el tratamiento preferencial a acreedores de moneda local sobre acreedores de moneda extranjera. No es la primera vez que “las empresas productivas del Estado” obtienen calificaciones y notas negativas, pese a la reforma energética impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto y al espaldarazo financiero que ha tenido Pemex por parte de la actual administración. En marzo pasado Moody’s decidió reducir las notas de la petrolera a “Baa3” ante los débiles indicadores crediticios que mostraba la compañía y que “empeorarán” conforme continúe financiando sus inversiones de capital con fuentes externas. De acuerdo con Fitch Ratings, para determinar la calificación de las empresas del Estado se utilizó  la información proporcionada por Pemex y CFE, obtenida de fuentes de información pública, incluidos los estados financieros auditados, presentaciones del emisor y objetivos estratégicos, entre otros. El proceso de calificación también puede incorporar información de otras fuentes externas, tales como análisis sectoriales y regulatorios para el emisor o la industria.

Comentarios