Pese a tensiones, Meade confía en que se alcanzará 'un TLCAN renovado”

lunes, 16 de octubre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese al incremento en las tensiones en la cuarta ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el secretario de Hacienda José Antonio Meade confió en que se llegará a un escenario optimista. Al participar en el foro “Impulsando a México: La fortaleza de sus instituciones”, organizado por Grupo Financiero Interacciones en coordinación con El Financiero Bloomberg, el encargado de la política fiscal del país señaló: “Estamos en la cuarta ronda, es natural que afloren diferencias, que esas diferencias generen tensiones y que esas tensiones generen especulación respecto de cómo habrá de terminar. Pero, primero, para nosotros es importante, participamos en esta negociación de buena fe y pensamos que el mejor resultado es que tengamos al final del día un Tratado de Libre Comercio modernizado que recoja las preocupaciones de los tres países y que nos dé un mejor marco de integración”. En el foro organizado por Interacciones, presidido por Carlos Hank Rhon, Meade Kuribreña reconoció que el TLCAN representa una preocupación en el mercado cambiario. “Hay algunos otros elementos que sí son de México específicos: la preocupación alrededor del Tratado de Libre Comercio, eso impacta en expectativa a nuestro tipo de cambio, en donde lo que los mercados consideran es que, en la ausencia del Tratado, tendría que haber un ajuste real en el tipo de cambio, y en consecuencia se nos ha venido presionando el tipo”. En efecto, este día el tipo de cambio alcanzó los 19 pesos por dólar al mayoreo, nivel no alcanzado desde marzo pasado. En este contexto, el titular de la SHCP aseguró que el “mejor plan B” es hacer bien la tarea en materia de finanzas públicas y en términos de darle a la economía las mejores instituciones y los mejores elementos de flexibilidad y fortaleza. Luego subrayó en el patio del Museo Nacional de Antropología e Historia: “Si nosotros abonáramos a la incertidumbre de la normalización y a la incertidumbre del Tratado, incertidumbre de finanzas públicas, eso implicaría un elemento adicional para que el tipo de cambio sea ajustara. De los elementos que determinan el tipo de cambio, el que hoy ayuda a anclarlo es que haya confianza en las finanzas públicas y en la responsabilidad de su conducción, y es una responsabilidad que compartimos Ejecutivo y Legislativo”. De acuerdo con José Antonio Meade, si México fuera solamente un actor, o una plataforma de exportación, el “ruido” del Tratado sería mucho mayor. “Hoy México tiene la posibilidad de ver esta discusión con la tranquilidad de que ha venido cambiando sus instituciones y que hoy en México se habla de exportaciones, pero se habla de energía, se habla de exportaciones, pero se habla de telecomunicaciones, se habla de exportaciones, pero se habla de mercado interno”, presumió. En su discurso ante los banqueros, el titular de la SHCP presumió los supuestos avances que arrojaron las reformas estructurales, desde la laboral hasta la de telecomunicaciones. También dio un esbozo de lo que sigue en el último año del gobierno de Enrique Peña Nieto: “¿Qué se puede esperar de nosotros hacia finales de la administración? Primero, que sigamos manteniendo estabilidad y coherencia en nuestra política macroeconómica; segundo, que sigamos impulsando inversión y empleo con las reformas estructurales; y, tercero, que sigamos desde el ámbito hacendario apoyando este esfuerzo de transparencia en todos los niveles, al que el presidente Peña Nieto nos ha convocado”.

Comentarios